https://static.elcorreo.com/www/menu/img/tecnologia-fs-gamer-desktop.png

PS4 frente a Xbox One, ¿cuál debería comprar?

Xbox One X y PlayStation 4 Pro /Web
Xbox One X y PlayStation 4 Pro / Web

Los juegos exclusivos de cada plataforma marcan una experiencia de juego diferente

SARA BORONDO

En el mundo de los videojuegos se permiten pocas tibiezas. De forma similar al fútbol, los jugadores se dividen en Xboxers, Sonyers y Nintenderos, aunque la verdadera «competición» está entre quienes defienden la consola de Microsoft o la de Sony. En este momento esa guerra se dirime entre Xbox One X -que salió a la venta el 7 de noviembre de 2017- y PlayStation 4 Pro, que salió a la venta el 10 de noviembre de 2016.

Tecnológicamente, la consola de Microsoft es más potente que la de Sony gracias a su procesador de 8 núcleos que funciona a 2,3GHz y, sobre todo, una GPU de 6 teraflops y los 12 GB de memoria RAM GDDR5 que permite un altísimo nivel de detalle en los escenarios y animaciones más fluidas. Xbox One X de 1 TB está disponible a partir de 499 €

PlayStation 4 Pro tiene un procesador de 8 núcleos a 2,13GHz, una GPU de 4,12 teraflops y 8GB de memoria GGDR5. Mide 295x55x327 mm. y lleva un disco duro de 1 TB. El precio de la consola son 399€. Si se utiliza el dispositivo de realidad virtual de PlayStation PSVR esta potencia adicional respecto a los modelos anteriores se utiliza para mejorar la calidad de la imagen.

Hasta aquí las diferencias en el hardware, aunque estas diferencias suponen algunos matices. Ambas ofrecen iluminación de alto rango dinámico (HDR), una tecnología que muestra más colores y con mayor fidelidad a la realidad y muestran imágenes a 4K, pero en PlayStation 4 Pro la mayoría de los juegos no llega a esa resolución y la consola realiza un reescalado. A partir del lanzamiento de esta consola, los juegos que salen para PS4 deben tener una resolución mínima de 1080 p. y muchos de los que ya estaban a la venta la han incorporado en un parche. Muchos estudios han optado por incluir en sus juegos -por ejemplo, God of War- una resolución mayor y que los jugadores elijan si prefieren jugar con una imagen más detallada y menos fps o si priman ver la imagen con una tasa mayor de imágenes por segundo, con lo que el juego va más fluido.

En Xbox One X es más habitual ver los 4K en resolución nativa. Eso sí, tanto para disfrutar de la HDR como de los gráficos a 4K la televisión tiene que contar con estas dos tecnologías. Ya hay más de 160 videojuegos que tienen 4K nativos.

Aunque la potencia de Xbox One X es mayor, a la hora de la verdad no se percibe la diferencia de calidad de imagen a no ser que el jugador tenga el ojo entrenado, y ambas compartirán prácticamente todos los juegos multiplataforma que salgan, pero lo qué sí diferencia la experiencia de juego son los títulos exclusivos de cada plataforma y que, al final, son los que acaban inclinando a los jugadores hacia una u otra consola a los que hay que añadir en el caso de Xbox One X la gran cantidad de juegos de Xbox 360 que son ya compatibles con la consola de Microsoft. En el reciente E3 de 2018 Microsoft presentó nada menos que 18 juegos que sólo se podrán jugar en Xbox One y Windows 10 entre los que están Gears of War 5, Gears Tactics, Halo Infinite, Forza Horizon 4 o Crackdown 3, así como juegos indies como Ori and the Will of the Wisps, que se sumarán a los ya disponibles Sea of Thieves, Cuphead, Dead Rising, Quantum Break o Sunset Overdrive, por mencionar algunos.

El catálogo de PS4 Pro actual y para los próximos meses es también impresionante: God of War, Detroit: Become Human, Ni No Kuni II, Uncharted, The Last of Us: Part 2, Marvel's Spiderman, Days Gone, Ghost of Tsushima, Dreams o Death Stranding sin contar con los de realidad virtual.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos