http://static.elcorreo.com/www/menu/img/tecnologia-fs-gamer-desktop.png

Resumen de la conferencia de Sony del E3 2018: The Last of Us Part II, Death Stranding y más

Spider-Man/Sony
Spider-Man / Sony

El remake de Resident Evil 2 destacó entre las sorpresas

ANTONIO SANTO

Sony cerró esta madrugada el día de conferencias con su presentación, como suele ser costumbre a horas intempestivas. La última gran conferencia del E3 (a falta de la de Nintendo, que en realidad, como ocurre desde hace unos años, será un vídeo pregrabado) no estuvo a tan alto nivel como otros años pasados. Buenos juegos, y muy espectaculares; pero poca concreción en forma de fechas de lanzamiento o juegos para el futuro próximo. Sony se ha limitado a prometernos un futuro brillante, sabedores de la enorme ventaja que llevan en esta generación de consolas.

La estructura de la conferencia fue bastante distinta a la de otros años. En lugar de sentar al público en un auditorio, como siempre, lo que se hizo fue llevarlos en un recorrido por diferentes carpas dedicadas a cada uno de los cuatro grandes juegos que hicieron de eje central de la conferencia. Entre carpa y carpa se mostraron trailers más breves de otro buen número de juegos.

En la primera carpa, los asistentes se encontraron al oscarizado músico Gustavo Santaolalla, armado con su guitarra para interpretar uno de los temas de la banda sonora de The Last of Us II. Tras este momento de gran emoción, Sony presentó un largo vídeo de juego del esperadísimo título de Naughty Dog. Once minutos de escenas jugables con una auténtica montaña rusa de emociones con Ellie de protagonista, desde momentos íntimos a la violencia más descarnada.

Por el camino hacia la segunda carpa, Sony confirmó en un interludio protagonizado por Activision que cuatro mapas del Black Ops original estarán disponibles en Black Ops 4, y que el Black Ops 3 pasa a estar disponible con los juegos de PS Plus del mes. Se cerró el interludio con un tráiler sobre la historia tras Destiny 2: Los renegados.

El segundo gran juego de la conferencia fue Ghost of Tsushima, el nuevo juego de Sucker Punch, creadores de la saga inFamous. Tras explorar a caballo un espectacular paisaje y alguna escena de combate y sigilo, el vídeo concluyó con un épico duelo casi de western, como en alguno de los clásicos de samurais de Akira Kurosawa.

El siguiente interludio sirvió para anunciar varios juegos. El primero fue Control, de Remedy Entertainment, el primer título sin Microsoft que realiza el estudio finlandés; se espera su llegada a lo largo de 2019. En segundo lugar Capcom desveló un secreto a voces: Resident Evil 2 Remake, que llegará el próximo 25 de enero. Y finalmente Kingdom Hearts III, que mostró el mundo dedicado a Piratas del Caribe; llegará el 29 de enero de 2019.

Hideo Kojima y su Death Stranding protagonizaron el tercer gran momento de la conferencia. Al fin pudimos ver en marcha el primer juego del genio japonés tras su marcha de Konami. El juego sigue siendo tan raro y difícil de clasificar como pareció en sus primeras presentaciones cinemáticas, con Norman Reedus tratando de sobrevivir en un mundo postapocalíptico con elementos sobrenaturales. Reedus no será el único actor conocido en el juego: además del ya sabido Mads Mikkelsen, hemos visto también a Lea Seydoux y Lindsay Wagner.

Tras un brevísimo interludio protagonizado por el anuncio de Nioh 2 (del que no se dijo no ya una fecha aproximada, sino ni siquiera las plataformas para las que saldrá), llegó el turno del cuarto y último gran juego de la noche. Nuestro vecino y amigo Spider-man trepó hasta nuestras pantallas para mostrarnos su jugabilidad y algunos de los enemigos, clásicos personajes del tebeo, a los que tendrá que enfrentarse: los Seis Siniestros, grupo de villanos dedicado en cuerpo y alma a eliminar al hombre araña.

Sony cerró su conferencia con un anuncio inesperado: un nuevo juego de From Software (el tercero presentado esta feria) llamado Déraciné, éste de realidad virtual. Habrá que ver si mantienen la dificultad que ya es una seña de este estudio japonés.

Está claro que la conferencia de Sony estuvo muy alejada de lo que fue en otros años. No puede decirse que fuera decepcionante, dado el alto nivel de los juegos mostrados; pero su falta de concreción, con casi todos los juegos sin fecha o con una inconcreta fecha lejana, le restó cierto interés. Hubo cierta desilusión por la ausencia de juegos muy esperados, como el proyecto (aún secreto, pero supuestamente de Superman) de Rocksteady o el remake de Final Fantasy VII; y no hablemos de Red Dead Redemption 2. En cualquier caso, Sony se despidió del E3 con un catálogo para los próximos años que debería contentar a cualquier jugador de PS4: no van a faltar grandes juegos que llevarse a los mandos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos