Y 'Kraken' volvió a Dato

El rodaje continuó ayer en Dato, con el registro de una escena en Goya y el protagonista a la carrera por la calle. / Igor Martín

La céntrica calle de Vitoria vuelve a ser el escenario del rodaje de 'El silencio de la ciudad blanca', con una escena protagonizada por Javier Rey

Ramón Albertus
RAMÓN ALBERTUS

Cuando suena «¡acción!», los curiosos guardan silencio. El gran despliegue del rodaje dirigido por el donostiarra Daniel Calparsoro volvió ayer a sorprender a los viandantes que pasaron por la calle Dato al mediodía. En ella continuó la grabación de 'El silencio de la ciudad blanca', tras la recreación el lunes del 'día del guarro', con el registro de una escena en la pastelería Goya y del lugar donde reside el arqueólogo Tasio Ortiz de Zárate, uno de los personajes de la intriga policíaca que aparece en la novela de Eva García Sáenz de Urturi.

El interés que suscita la producción cinematográfica se extiende más allá de los fans cuyo principal objetivo es hacerse una foto con los actores. Sobre todo, llena de curiosidad a seguidores de la escritora vitoriana. «La vimos ayer -por el lunes- en el rodaje y preguntamos dónde iban a grabar hoy -ayer- para ver si podíamos conseguir una firma», contaba Ibon Goikoetxea, quien acompañaba a su hija Adriana, de 11 años, abrazada al primer libro de la saga de Sáenz de Urturi. «Este rodaje es algo fuera de lo normal en la ciudad. Salen actores conocidos y espero que sirva como promoción. Seguramente atraiga más turismo y se creen rutas que recorran los escenarios que salgan en la película», confiaba Ibon. Aunque la escritora no apareció por el rodaje en Dato, su hija Adriana consiguió una firma en una pequeña pausa de la grabación. Eso sí, la caligrafía era de Javier Rey, protagonista del filme en el papel de Kraken.

Ibon y Adriana eran parte del centenar de curiosos que se acercaron a los alrededores de la conocida confitería Goya. Allí, la figurante bilbaína Miren Moreira se tomaba con humor cada vez que algún despistado le preguntaba por qué había tal concentración de gente. «Va a entrar ahora Angelina Jolie en la pastelería», bromeaba Moreira, quien confesaba ser «una adicta del cine y de la televisión» a la espera de una orden del equipo de dirección para cruzar la calle.

«He participado en unas siete películas y también en el concurso de televisión 'The Wall' de Carlos Sobera. La última película en la que he intervenido como figurante es 'El doble más uno'», comenta. En realidad se refiere a 'El doble más quince', la cinta dirigida por Mikel Rueda. Forma parte de una docena de extras contratados a través de agencias de figuración. «Tenemos custodiados los móviles para que no se filtren imágenes de la grabación».

Más información

Los faroles

También Esmeralda es una habitual en estos rodajes. «La primera grabación donde aparecí fue 'Las Brujas de Zugarramurdi', de Álex de la Iglesia», resaltó. ¿Se puede ganar la vida como figurante? «Esto es pura afición», resolvía. «Si te da para la gasolina, bien». La discoteca Kubik se convirtió en el plató de otra secuencia donde participó Aura Garrido, en la piel de la inspectora Estíbaliz.

El rodaje en exteriores volverá a hacerse notar en Vitoria el 31 de agosto con la recreación de la procesión de los Faroles en la plaza de la Virgen Blanca, con la participación de 70 figurantes, la mayoría cofrades. De hecho, el lunes se firmó el convenio entre la productora y la Cofradía de la Virgen Blanca que le permitirá a ésta sufragar parte de los faroles que completen su colección. Mientras tanto, se rodará sobre todo en interiores como en las oficinas municipales de San Martín -ambientando una comisaría de la Ertzaintza- y se rodará en el parque natural del Gorbea. La grabación se prolongará hasta finales de septiembre.