Vitoria revive el 'día del guarro' por el rodaje de 'El silencio de la ciudad blanca'

Daniel Calparsoro da instrucciones a Javier Rey. Al fondo, aparece Belén Rueda./Igor Marín
Daniel Calparsoro da instrucciones a Javier Rey. Al fondo, aparece Belén Rueda. / Igor Marín

El equipo técnico y artístico de la película se ha trasladado este lunes a la calle Dato para grabar uno de los momentos clave de la novela

Sara López de Pariza
SARA LÓPEZ DE PARIZA

El 13 de agosto vuelve a ser 9 de agosto. Este lunes se resucitará el ya extinguido 'día del guarro'. Eso sí, desde un punto de vista ficticio. Y es que un buen puñado de blusas reviven, desde primera hora de la mañana, en la calle Dato el paseíllo de ida a los toros, a pesar de que ya hace cuatro días que Celedón hizo las maletas para volver a Zalduondo, en el rodaje de la película 'El silencio de la ciudad blanca'; la adaptación a la gran pantalla del libro homónimo de la escritora vitoriana Eva García Sáenz de Urturi. Hasta media tarde, y bajo las órdenes de Daniel Calparsoro, repetirán sus saltos y cánticos hasta conseguir la mejor escena.

Desde primera hora de este lunes, se han dejado ver por las inmediaciones de la plaza del Arca un centenar de blusas y neskas; con la pancarta de la cuadrilla Luken, una txaranga e incluso extras apostados tras varias vallas ejerciendo de público del paseíllo. Además, una treintena de figurantes, caracterizados como ertzainas, aguardaban en la céntrica calle junto a varios coches patrulla el momento de entrar en acción.

Minutos después de las nueve, ha aparecido el trío protagonista, encarnado por Javier Rey, Belén Rueda y Aura Garrido; que han recibido las instrucciones de Daniel Calparsoro. También ha estado presente otro intérprete que se incorpora al rodaje, Rubén Ochandiano, así como la autora Eva García Sáenz de Urturi. En una conversación que ha mantenido con EL CORREO, la creadora alavesa ha confesado sentirse «muy contenta» con la adaptación de su libro a la gran pantalla. «Estoy muy contenta, muy en sintonía con la gente de producción», ha dicho.

La escritora, que ha seguido de cerca la filmación de las escenas de hoy, también ha reservado unas palabras de agradecimiento para el dúo protagonista. «Le ves a Javier Rey metido en la piel de 'Kraken' y le da alma», ha manifestado. Respecto a Belén Rueda, que interpreta a la comisaría Alba, ha dicho que estuvo con ella antes de que empezara el rodaje para trabajar sobre el personaje. «Ha comprendido perfectamente todos los matices», ha subrayado.

Pasadas las diez y media, la harina ha comenzado a invadir una y otra vez un tramo de la calle Dato, junto al Caminante, rememorando aquellos 'días del guarro' festivos ya lejanos en la memoria colectiva.

Cuando ha llegado la hora de comer, los extras de la película han acudido a comer al centro comercial Dendaraba junto a varios miembros del equipo de rodaje.

La harina ha sobrevolado la calle Dato.
La harina ha sobrevolado la calle Dato. / Igor Marin

El sábado, en el Matxete

Antes de estas nuevas escenas, el equipo técnico y artístico filmó el sábado en el asador Matxete como parte de un rodaje que se espera que se prolongue en tierras alavesas durante ocho semanas, hasta mediados de septiembre. La primera toma de la primera escena se registró durante la Bajada de Celedón, cuando Belén Rueda y Manolo Solo observaban desde un mirador de la calle Dato cómo descendía el aldeano de Zalduondo desde la torre de San Miguel. Las cámaras también se vieron ese mismo día durante la Procesión de los Faroles y, días después, en un caserío vizcaíno. Todo ello para dar vida a la investigación del agente Unai López de Ayala, conocido como 'Kraken', tras unos misteriosos crímenes que recuperan el 'modus operandi' de unos asesinatos cometidos veinte años atrás en la capital alavesa.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos