'El silencio de la ciudad blanca' sopla las velas en el Matxete

Calparsoro revisa algunos detalles técnicos durante la grabación de la escena./Igor Marín
Calparsoro revisa algunos detalles técnicos durante la grabación de la escena. / Igor Marín

La cinta lleva una semana de grabación y el lunes se traslada hasta la calle Dato para recrear 'el día del guarro'

Ramón Albertus
RAMÓN ALBERTUS

«Corta. Vamos a rodar». Después de varios ensayos, donde se prueban luces, monitores, se pone a punto el escenario... llegaba la grabación de otra de las escenas de la película 'El silencio de la ciudad blanca' que comenzó a rodarse en Vitoria el sábado 4 de agosto coincidiendo con la Bajada de Celedón. Para aprovechar ese momento se escribió una escena -que no aparece en la novela 'El silencio de la ciudad blanca'- donde participaron la actriz Belén Rueda y el actor Manolo Solo. Ese mismo día se grabó otra secuencia en la Catedral Nueva y se registró otra estampa tradicional vitoriana: la procesión de los Faroles.

Ayer le tocó verstirse de plató de cine al restaurante Matxete, donde se recreó una cena de cumpleaños de la cuadrilla del inspector Unai López de Ayala, conocido como 'Kraken', que encarna el actor gallego Javier Rey ('Fariña', 'Velvet'). El local de la plaza del Machete cerró el viernes por vacaciones y volvió a abrir con motivo de la grabación que se prolongó desde las ocho de la mañana hasta las dos de la tarde. Participaron, además del intérprete gallego, los actores Sergio Dorado ('Blancanieves'), Lorea Morlesin ('Goenkale'), Iker Galartza ('Vaya semanita') y David Blanka ('Doctor Mateo'), quienes aprovechaban los breves descansos para mirar el móvil o compartir chistes «malos» con el equipo de producción. Al finalizar el rodaje, Javier Rey, se dirigió al realizador donostiarra: «Señor director, descanse usted». Calparsoro asentía y bromeaba acerca de las largas jornadas de rodaje que se pueden llegar a prolongar hasta diez horas. «Pensaba que mañana también se grababa».

Tras el día de descanso, la producción vuelve el lunes al asfalto de la ciudad y se traslada a la calle Dato. Allí se recreará 'el día del guarro' donde participarán cien blusas y neskas como figurantes. Sin duda, Vitoria se viste de cine.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos