Inditex y H&M, posibles motores comerciales en San Prudencio

Inditex y H&M, posibles motores comerciales en San PrudencioGráfico

El proyecto, que se presentará de forma «inminente», incluirá locales de distintos tamaños y hostelería

Iosu Cueto
IOSU CUETO

Llegó la hora de la verdad para el enigmático proyecto que tiene en vilo al centro de Vitoria. Según ha podido saber EL CORREO, el promotor local que acapara más de una treintena de propiedades en la manzana de San Prudencio, Dato y General Álava con el fin de crear una zona comercial con parking mantiene contactos con Inditex y H&M para convertirlas en posibles motores del plan. El empresario Juan María Uriarte, responsable de Urteim, considera que ha llegado el momento de apretar el acelerador para acabar con la acumulación de negocios cerrados -a los que en breve se unirán Natura y el bar Taberna-, lo que acrecienta el declive de la zona. De hecho, el promotor presentará al Ayuntamiento de Vitoria un proyecto «de forma inminente» para que la antigua ‘milla de oro’ recupere su esplendor. Y además de tiendas, el plan también incluirá al menos un local hostelero.

El alcalde, Gorka Urtaran, y el coordinador general de Urbanismo y Medio Ambiente, Álvaro Iturritxa, se reunieron ayer con Uriarte y parte de su equipo para conocer el punto de maduración de su propuesta, que debería plasmarse en la calle «cuanto antes». Iturritxa explicó a este periódico que el resultado del encuentro había sido «satisfactorio», dado que el Gobierno había constatado que Uriarte «está dispuesto a dinamizar esa manzana y llenarla de vida, en la línea del ‘Masterplan Centro’ impulsado por nuestro Gobierno». El alto cargo jeltzale agregó que hasta que el Ayuntamiento no tenga el proyecto en sus manos «y sepamos qué quiere hacer exactamente, no podemos hacer mucho más». Ese documento es clave, dado que deberá ajustarse a los parámetros del Plan General para ser autorizado por el Consistorio.

Fachada

La intención del empresario pasa por agrupar espacios en planta baja para crear amplias superficies que seduzcan a las grandes cadenas textiles, pero también por habilitar tiendas de mediano y pequeño formato. En ellas podrían instalarse otras firmas, así como los comerciantes locales interesados en sumarse al proyecto.

Lo que también está confirmado es que Uriarte quiere que los locales, al margen de su superficie, tengan un frente comercial que dé a las calles principales de la manzana. En la práctica, este modelo descarta la posibilidad de crear una galería en la que gran parte de los escaparates estén a cubierto, como sucede en Dendaraba o el pasaje Postas.

Además, el plan incluirá al menos un local hostelero en la calle San Prudencio, la principal damnificada por los últimos cierres. De este modo, la arteria sumará otro bar-cafetería o un restaurante. En esa misma calle, Urteim compró en su día el Dakar y recientemente ha adquirido el Taberna, que como anuncia un cartel colocado en su fachada abrirá por última vez el domingo.

Lo que ha quedado descartado es que la manzana acoja un supermercado, una opción que diversas fuentes daban por segura, quizá por el interés de una importante cadena nacional en llegar a la calle San Prudencio. Urtaran rechazaba esta alternativa, al igual que varios partidos de la oposición, y tras la reunión de ayer salió aliviado. ¿La razón? Que Uriarte se comprometió ante el regidor a no incluir un ‘súper’ en la manzana «mientras él sea alcalde».

Por tanto, ahora queda que Urteim plasme sus intenciones en un documento para que el Departamento de Urbanismo valore si concuerdan con las posibilidades de la manzana. Técnicos municipales confirman que podría haber dificultades en determinadas zonas, dado que «hay limitaciones, distintas cotas y quizá haya que aprobar cambios de planeamiento».

Lo que está claro es que en ese proyecto habrá locales amplios que se se convertirán en el nuevo ‘gancho’ comercial del centro. Y una de las alternativas que Urteim tiene sobre la mesa es la de Inditex, con quien los colaboradores de Uriarte ya han mantenido contactos. La compañía gallega es una de las mayores empresas de distribución de moda del mundo y está acostumbrada a pulverizar sus propios récords de ventas. Entre sus más de 7.500 tiendas repartidas por distintos países hay rótulos de ocho marcas: Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe.

El gigante de Amancio Ortega está presente en Vitoria desde hace años, incluso en la propia manzana de San Prudencio y en su entorno. Por ejemplo, Zara, Massimo Dutti y Oysho tienen sendas tiendas en General Álava y Zara Home, en Dato. El grupo también está presente en El Boulevard.

Otra de las firmas que Urteim pretende incorporar a su proyecto también está presente en el complejo de Zaramaga. Se trata de la cadena sueca H&M. Al igual que Inditex, esta multinacional está especializada en ropa y complementos masculinos, femeninos, infantiles y productos de decoración.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos