Cinco planes cerca de casa para disfrutar con niños

Cinco planes cerca de casa para disfrutar con niños

Ideas divertidas y educativas en las que los peques de la casa lo pasarán bomba junto a sus padres

IRATXE LÓPEZ

A los niños hay que mantenerlos ocupados. La energía desborda sus músculos y la imaginación mantiene alerta sus incansables cerebros. «Vamos a…», «quiero hacer…», «hoy toca…», las peticiones brotan a raudales desde sus labios.

Encontrar ideas nuevas para pasar un rato a su lado no es fácil. Queremos además, que se trate de momentos educativos, destinados a divertirles pero en los que aprendan algo, porque aprender es la base para crecer.

Presentamos varias propuestas a las que pueden acudir padres junto a pequeños. Citas en las que vivir una aventura si reciben la motivación adecuada. Para saber más del mundo y de cómo comportarse, sentir nuevas experiencias y dejarse fluir por unas horas.

Pequeña historia de Bilbao

Barco surca la ría bajo el Puente de Deusto.
Barco surca la ría bajo el Puente de Deusto. / IGNACIO PÉREZ

Niños de 6 a 10 años son los destinatarios de la primera opción: visita infantil guiada por Bilbao. La intención es sencilla: viajar en el tiempo, conocer el pasado de la villa y su evolución. Escuchar las razones por las que Don Diego López de Haro quiso fundar una población junto a la ría del Nervión.

Será precisamente a la orilla del agua por donde discurra parte de este retroceso al ayer de la capital vizcaína. También por los jardines de Abandoibarra. Viejos pescadores, armadores, obreros y comerciantes pasearán por esta historia, al menos por las mentes de los congregados. Entenderán cómo se fue organizando la ciudad, de qué manera nacieron sus casas y barrios, los parques en los que adoran jugar. Maravillados, comprobarán que aún existe la maquinaria del puente levadizo.

Durante el recorrido entenderán la manera en que el Ensanche de Abando amplió la localidad. sus plazas y calles principales por las que circulaban los primeros coches. Buscarán el origen de personajes ilustres: escritores, artistas, empresarios… también el de los palacios que construyeron. «¡Y veremos una catedral donde se juega al fútbol!», comentan los organizadores.

Pequeña historia de Bilbao

Edades
De 6 a 10 años. Necesario un adulto por cada niño o grupo de niños.
Cuándo
Sábados, 18.00 horas.
Precio
4 € hasta 10 años, 6 € desde 10 y adultos.
Punto de encuentro
Escultura «Puppy» en el museo Guggenheim.
Reservas
www.guiasartea.com.

Vitoria misteriosa para niños

Varios niños atienden las explicaciones en una visita por el Casco Viejo de Vitoria.
Varios niños atienden las explicaciones en una visita por el Casco Viejo de Vitoria. / RAFA GUTIÉRREZ

A qué niño no le gustan las leyendas, las viejas historias teñidas de misterio, ésas que no dan miedo pero mantienen alerta, no vaya a ser que se esconda un susto detrás de la siguiente palabra.

¿Verdades o mentiras? ¡Pero qué me estás contando! Las viejas narraciones mantendrán boquiabiertos a los críos, ansiosos siempre por conocer el final de un cuento. Por saber que la Plaza de España, donde se ubica el ayuntamiento, se utilizó como pista de aterrizaje para un avión muy especial. O que un señor muy conocido regresa todos los años a la ciudad volando gracias a un paraguas.

¿Se lo creerán? ¿Saldrán convencidos de que en el casco viejo existe una extraña casa que alberga muchos secretos? ¿Qué la patrona de Gasteiz, la Virgen Blanca, protagonizó un milagro? ¿Qué, según comentan, en el palacio de Montehermoso hay un túnel subterráneo por donde un rey accedía al edificio sin que le vieran?

Los cantones medievales de la ciudad ayudarán a crear ambiente. Surgirán informaciones sobre incendios legendarios que arrasaron la ciudad, terribles batallas de brillantes escudos y armaduras. «Desde que el rey Sancho el Sabio fundó la ciudad andábamos con peleas. Si alguien se portaba mal, ¡zas!, le cortábamos la cabeza en la plaza del Machete», comentará el guía.

Él mismo lanza un reto para valientes: acercarse hasta el palacio de Villa Suso donde, cuenta la leyenda, un grupo de chavales escuchó por la noche gritos de un fantasma. Y hablará de Andresito, el espíritu más famoso de la capital alavesa.

Vitoria misteriosa

Edades
De 6 a 10 años. Necesario un adulto por cada niño o grupo de niños.
Cuándo
Sábados, 18.00 horas.
Precio
4 € hasta 10 años, 6 € desde 10 y adultos. (Incluye accesos, bajo disponibilidad, al Museo de los Faroles, Palacio de Montehermoso, Muralla del siglo XI, Palacio de Villa Suso.)
Punto de encuentro
Plaza de España, zona oficina de turismo.
Reservas
www.guiasartea.com

Elaboración de pan en Legazpi

Tibur Agirre rodeado de niños.
Tibur Agirre rodeado de niños. / LIMIA

La actividad no se desarrolla en un lugar cualquiera sino dentro de un molino del siglo XVI, el del Museo del Pan-caserío Igaralde. Allí aguarda Tibur Agirre para mostrar una tradición mantenida durante más de cinco generaciones: hacer pan artesanal. No se trata solo de escuchar a este especial guía, premiado «Amigo del Pan Euskadi» en 2016. Hay que ponerse manos a la obra para cocinar un delicioso bollo de pan casero, que se puede rellenar con txistorra.

Hecha la masa toca meterla en el horno de leña para que se cueza durante la visita al museo, donde descubrir secretos del caserío y la cultura popular. La idea es salir de allí conociendo el proceso completo: la plantación de la semilla, su recogida, las herramientas y aperos de labranza utilizados, cómo obtener la harina, la masa y el pan. Aunque en el caserío Igaralde Bekoa lo más sorprendente es ver cómo un molino que ya ha cumplido más de quinientos años muele el grano.

Después, con el hambre haciendo guardia, toca almorzar el pan cocinado.

Pan en Legazpi

Grupo
Mínimo 6 personas.
Cuándo
Sábado 16.00 horas, domingo 11.00 horas.
Precio
4 €.
Idiomas
Castellano, euskera, inglés y francés.
Reservas
Oficina de Turismo de Mirandaola, 943730428.

Igartubeiti en familia (Ezkio-Itsaso)

Un niño descubre uno de los objetos utilizados por nuestros antepasados.
Un niño descubre uno de los objetos utilizados por nuestros antepasados. / GALILEA

Hora de aprender a observar. De mirar con ojos perspicaces un caserío guipuzcoano recuperado que conservaba su antigua estructura prácticamente completa y luce de nuevo la imagen de comienzos del XVII. De saber cómo vivían sus antiguos pobladores, la manera en la que distribuían las tareas, sus relaciones familiares y la forma de ver el mundo por entonces.

Las familias lo harán por su cuenta pero de la mano de Martintxo, un niño que, desde un folleto didáctico, propone un juego de pistas a los visitantes más jóvenes. Entre las sugerencias habrá varias misiones que cumplir. Buscar los murciélagos que se esconden en las salas. Descubrir el lagar. Maravillarse con la máquina para elaborar sidra. Identificar los objetos que pueblan este espacio, los utensilios para trabajar o para los animales. Encontrar piezas. Dibujar las diferencias entre el caserío y una casa. Visitar el huerto de cuya tierra surgen los productos de temporada. Pintar un eguzkilore y aprender para qué se utiliza. Investigar la importancia de las abejas… 

Caserío Igartubeiti

Edades
A partir de 6 años.
Cuándo
Del 1 noviembre al 28 febrero, de martes a viernes de 10.00 a 14.00 horas. Sábado, de 10.00 a 14.00 y de 16.00 a 19.00 h. Domingo de 10.00 a 14.00 h. Del 1 marzo al 31 octubre, de martes a sábado de 10.00 a 14.00 y 16.00 a 19.00 h. Domingo de 10.00 a 14.00 horas.
Precio
3 €.
Dirección
Ezkio bidea s/n, Ezkio-Itsaso (Gipuzkoa).
Información y reservas
943722978. www.igartubeitibaserria.eus.

Pastor por un día en Abadiño

Alimentar un rebaño es una de las actividades.
Alimentar un rebaño es una de las actividades. / Alluitz Natura

Hoy en día, cuando todos los niños quieren ser futbolistas, modelos o 'influencers' llevar la contraria al mundo significa convertirlos en pastor por unas horas. ¿Cómo? Consiguiendo que compartan los quehaceres de uno de verdad, Patxi Solana. Que ordeñen ovejas, den el biberón a los corderos, alimenten al rebaño y vean en acción a los perros pastor con las vistas del Parque Natural de Urkiola acompañando la cita.

No es nuevo para nadie que, gracias a las ovejas, podemos deleitarnos con el queso. Sí lo será, en cambio, descubrir cómo se obtiene el Idiazabal. Hacer cuajadas con elementos de madera, reproduciendo una tradición ancestral que, dicen, tiene su origen en el Neolítico. Conseguir queso fresco. Por supuesto, podrán probar de todo en una degustación porque trabajar está bien siempre que haya recompensa.

¿Te parece poca labor? Culmínala entonces con la transformación artesanal de la lana. De esta manera los niños sabrán cuánto debemos agradecer a estos animales que acostumbran a ver por los campos pero no tan de cerca.

Pastor por un día

Cuándo
10.00 horas
Precio
18 euros adultos, niños 5 euros, menores 3 años gratis.
Duración
Entre 3 y 4 horas
Dirección
Barrio Mendiola 25, Abadiño (Bizkaia).
Información y reservas
688875120, www.alluitznatura.com/experience/pastor-por-un-dia-en-familia/