«Somos los grandes desconocidos»

María Ascasso ha vivido «una temporada increíble» para continuar con su progresión./
María Ascasso ha vivido «una temporada increíble» para continuar con su progresión.

La vitoriana María Ascasso, número 17 en el ránking nacional de esgrima, destaca que «vivir» de este deporte «es imposible en España»

OLGA JIMÉNEZ

María Ascasso (Vitoria, 1992) viene de proclamarse campeona de Euskadi de esgrima. El mejor colofón a una temporada inimaginable para esta joven abogada que se introdujo en el mundo de la espada gracias a los cursos que oferta el Ayuntamiento de Vitoria. Desde los 14 años hasta ahora, su progresión le ha llevado a disputar el campeonato de España, su primera Copa del mundo y colocarse en el puesto 17 del ránking nacional.

–No le puede pedir más a este año 2018, ¿no?

–Uff (sonríe). A veces me pregunto cómo he llegado hasta aquí. Es verdad, ha sido una temporada increíble. Sin duda, el cambio en mi evolución deportiva lo he visto en este último año. He bajado 12 kilos con respecto al pasado año y eso me ha convertido en una tiradora más rápida. Fíjate que se me han quedado grandes todos los trajes (risas). Yo soy pequeña y en este deporte la gente con más altura tiene ventaja, pero engaño porque soy rápida de piernas. Todas las que están en el «top 10» nacional me sacan casi una cabeza.

–El título de campeona de Euskadi, ¿a qué le sabe?

–A que he estado haciendo las cosas bien y confirma tanto trabajo. Lo he conseguido en cuatro ocasiones, las dos últimas de forma consecutiva y me siento muy feliz. He tenido más presión y yo misma me he exigido un buen resultado. Además de que las rivales cada vez son mejores. Gané todos los asaltos de la competición y en el que más tocados me hicieron creo que fue 15-6. Muy satisfecha, la verdad. El año pasado sufrí mucho más.

–Ha debutado en el campeonato de España y en su primera Copa del mundo, ¿le hace eso conocer más su nivel competitivo?

–Por supuesto, porque son citas de alto nivel. En el campeonato de España se me quedó una espinita dentro porque creo que lo podía haber hecho mejor. Pero estar entre las 28 mejores a nivel nacional ya es un salto importante. Y concluir en el puesto 17 del ranking supone un avance importante, ya que el pasado año acabé la 63. Y la Copa del mundo era algo que ni se me pasaba por la cabeza, pero esa primera experiencia internacional me ha enriquecido mucho.

Abogada y máster

–Es abogada y tiene un máster MBA en dirección de empresas, ¿le gustaría dedicarse profesionalmente a la esgrima?

–En España eso es imposible. Por ejemplo, José Luis Abajo Pirri, que fue bronce en Pekín 2008, no se podía dedicar a esto y tenía su trabajo para vivir. No hay ayudas suficientes ni difusión como para profesionalizar este deporte. Estamos a años luz de otras modalidades. Hay poco patrocinio, quizás porque somos los grandes desconocidos. Nunca verás en la televisión esgrima, salvo en los Juegos Olímpicos. Es cierto que, si no entiendes mucho la dinámica, se puede hacer complicado.

–Además de deportista, es presidenta del club CEGA. ¿Cómo se lleva la gestión de una entidad deportiva?

–No estoy sola, porque Iñigo, el tesorero, hace su gran labor, si no sería imposible. En el club estamos 30 federados, tenemos una escuela con 50 niños y niñas que está funcionando muy bien. Es fundamental cuidar esa cantera porque ellos son el futuro. En cuanto a la gestión, la colaboración de todos es fundamental. Y hemos ido dando pasitos en un funcionamiento ya serio a pesar de ser aún un club pequeño.

–Y todo empezó con un curso de la oferta municipal de deporte para todos en los centros cívicos.

–Es curioso, pero así fue. Empecé con 14 años y además, me inicié en un grupo de adultos porque los horarios me venían mejor. Me gustó tanto que continué, y hasta hoy. Esto demuestra que vivimos en una ciudad del deporte, un privilegio porque a través de estos cursos de fácil acceso se pueden probar y conocer muchos deportes.

–Después de poner el listón tan alto, ¿qué objetivos se marca para la próxima temporada?

–Pienso en descansar en verano. El año ha sido muy intenso. Pero mi objetivo es repetir lo que he hecho esta temporada y mejorar mis resultados, sobre todo, en el campeonato de España. En la Copa del mundo es más complicado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos