El club Biribildu triunfa en aerostep

quipo del club Biribildu que triunfó en el campeonato de España de gimnasia aeróbica./
quipo del club Biribildu que triunfó en el campeonato de España de gimnasia aeróbica.

Las deportistas alavesas acudirán al Mundial de gimnasia aeróbica que se celebrará el mes de junio en Portugal

OLGA JIMÉNEZ

El club Biribildu sigue de recolecta en cada campeonato de España de gimnasia aeróbica. La disciplina más minoritaria de la gimnasia sigue dando alegrías que refrendan el incremento de practicantes en Álava. El pasado fin de semana en Soria, sede del decimoquinto nacional de la especialidad, el Biribildu volvió a cumplir con los pronósticos alzándose con su decimoquinto título en la disciplina de aerostep donde actualmente no tienen rival.

El equipo formado por Aintzane Muñoz, Itsaso Cantabrana, Janire Moreno, Nerea Corres, Nuria Varela, Maitane Beristain, Natasha Rueda, Olatz Muñoz y las reservas Maialen Gallardo y Nuria Oliveira volvió a llevar una coreografía impecable, llena de dificultad y sobresaliente en su ejecución. «Han estado fantásticas, reflejando todo el trabajo que venimos realizando durante el año. Es el premio, y ya son 15 entorchados nacionales», comenta la entrenadora y directora técnica, Ainhoa Sánchez.

El premio es doble ya que las vitorianas han conseguido el pasaporte para participar en el próximo campeonato del mundo de gimnasia aeróbica que se celebrará en la localidad portuguesa de Guimaraes entre el 1 y 3 de junio. Como viene siendo costumbre en los últimos años, lo harán pagándose el viaje. «Lo tenemos decidido e iremos costeándonos los gastos. Esperemos que podamos optar a alguna subvención de la Diputación de Álava. Siempre es lo mismo, pero, pese a ello, no renunciamos a estar en un Mundial», recuerda Sánchez, tras la experiencia de Corea en 2016.

1.500 euros por gimnasta

A pesar de lograr la cuarta plaza en el Europeo de Portugal y ser las representantes españolas en la cita mundialista, la federación comunicó a las alavesas que no recibirían ayuda alguna para costearse los 1.500 euros por gimnasta que suponía el desplazamiento. A pesar de los obstáculos acudieron al Mundial y lograron una meritoria octava plaza en lo que supuso «una experiencia única y muy enriquecedora». En 2017 participaron en su segundo campeonato de Europa en Italia, asumiendo que la situación económica no variaría y que deberían aportar de su bolsillo para poder competir. De nuevo, se quedaron a las puertas del podio, a 500 puntos del bronce de Ucrania. Rusia, una de las grandes potencias del aeroestep, se llevó el oro y Hungría, la plata.

En tierras sorianas, los éxitos del Biribildu se han multiplicado. Al oro en aerostep hay que sumar otros tres oros en parejas de nivel 4 (mayores de 18 años) y parejas y grupo de nivel 3 (competidores entre 15 y 17 años); dos platas en el trío y en el grupo de nivel 4, además de dos bronces en parejas de nivel 4 y trío de nivel 3. Un total de ocho metales, aunque el club quiere hacer especial hincapié en el logrado por el dúo mixto compuesto por Pablo y Nerea Corres en nivel 4, «que supone el primer título nacional conseguido por un chico del club, en lo que supone un crecimiento de la presencia masculina», explica la entrenadora gasteiztarra.

El Biribildu nació en 2003 gracias al impulso de algunas gimnastas que procedían de la rítmica y de la deportiva. Con esos buenos cimientos, el aeroestep es la estrella dentro de la gimnasia aeróbica y han obtenido los quince títulos nacionales que se han puesto en juego. El crecimiento de la entidad parece imparable y ya son 130 integrantes entre deportistas federados y escolares. Entre ellos, cuatro chicos, uno federado y tres escolares, que dan «el carácter mixto que tiene este deporte, aunque por ahora esté copado mayoritariamente por mujeres», apunta la directora deportiva.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos