La Vuelta a San Juan expulsa al belga Keisse

Iljo Keisse, a la izquierda, en la imagen denunciada por la joven./TELESOL DIARIO
Iljo Keisse, a la izquierda, en la imagen denunciada por la joven. / TELESOL DIARIO

Le echa de la carrera por «comportamiento indebido» con una joven a la que se arrimó en una pose sexual

J. Gómez Peña
J. GÓMEZ PEÑA

La organización de la Vuelta a San Juan, prueba argentina que se celebra estos días, ha expulsado al corredor belga Iljo Keisse por tener «un comportamiento que atenta contra el honor y la reputación» de la carrera. El ciclista del equipo Deceuninck fue denunciado el viernes por una joven por abuso sexual. La mujer trabaja de camarera en un establecimiento de San Juan, donde se habían detenido los ciclistas tras un entrenamiento. Entabló conversación con un grupo de corredores y les pidió sacarse una foto con ellos. Mientras posaban todos juntos, Keisse, sin que ella lo viera, se acercó por detrás y se colocó en una pose sexual. Al ver luego la imagen, la joven presentó la denuncia.

Keisse pidió perdón, aseguró sentirse tratado como un criminal al comprobar la repercusión que su «broma» -así lo calificó- había tenido y juró que nunca volvería a hacer algo similar. También se comprometió a disculparse ante la joven. La Policía archivó la denuncia de la camarera. Pero la organización de la Vuelta a San Juan ha decidido sacar de la carrera a Keisse, un veterano corredor especialista en pruebas de velódromo. Le aplica el reglamento de la Unión Ciclista Internacional (UCI) y le expulsa porque no ha tenido un «comportamiento ejemplar», algo que debe cumplirse «incluso fuera de las carreras». Según el comunicado oficial, la organización de la ronda le sanciona por «atentar contra la reputación y honor de la carrera, de la UCI y del ciclismo en general».