tribunal de mujeres

Hemos presentado en la Facultad de Educación y Deporte una tesis doctoral íntegramente representada por mujeres de diferentes países. Fue una situación buscada, causal y no casual

Marie Curie, primera mujer en ocupar un puesto en la Universidad de París y galardonada con dos premios Nobel./
Marie Curie, primera mujer en ocupar un puesto en la Universidad de París y galardonada con dos premios Nobel.
Sara Maldonado-Martín
SARA MALDONADO-MARTÍN

A menudo frases célebres y citas de personas conocidas hacen que empoderen el liderazgo que llevamos dentro para hacer de él un ejemplo a seguir. Margaret Thatcher, primera ministra del Reino Unido desde 1979 a 1990, fue una de esas personas odiada y amada al mismo tiempo, pero que sin embargo sus frases, si las tomas aplicadas al sentido y situación individual, hacen que realmente te sientas más fuerte y sigas luchando por lo que crees. Así, su cita siguiente debe estar siempre presente en la búsqueda y logro del objetivo- «What is success? I think it is a mixture of having a flair for the thing that you are doing; knowing that it is not enough, that you have got to have hard work and a certain sense of purpose» (i.e., ¿Qué es el éxito? Creo que es una mezcla de aptitudes para lo que estás haciendo, sabiendo que no es suficiente, que tú tienes que trabajar duro y con un objetivo determinado).

Valga lo anterior como párrafo introductorio para resaltar en esta reseña a esas mujeres que realizan investigación, que son expertas, que son líderes en sus campos de estudio. Esas mujeres científicas que contribuyen al desarrollo de la ciencia generando nuevo conocimiento, así como influyendo en muchos estudiantes para continuar sus carreras de investigación y rompiendo, así, la brecha entre hombres y mujeres. A menudo, estas investigadoras no consiguen el éxito en sus carreras en las mismas proporciones que los hombres porque en las responsabilidades no profesionales (i.e., cuidado de familiares y tareas domésticas) siguen existiendo diferencias. A pesar de los esfuerzos de transversalidad de sexo/género en el ámbito científico, para promover la igualdad entre mujeres y hombres, hoy en día aún existe una brecha importante.

Por todo ello, la presencia en la 'academia', la universidad, de mujeres representantes de su esfuerzo y lucha, acorde con sus méritos y capacidades, por llegar a lo más alto en el ámbito de la investigación debe hacerse visible. La semana pasada presentamos en nuestra Facultad de Educación y Deporte una tesis doctoral, con mención internacional, íntegramente representada por mujeres de diferentes países (miembros del tribunal, doctoranda y directora). Situación buscada, causal y no casual, que algunos de los presentes pudo entenderla como alegato de feminismo en lugar de tomarlo como algo natural (no se sorprenderían si el tribunal estuviera formado por solo hombres). Así, la frase de Marie Curie, primera mujer en ocupar un puesto en la Universidad de París y galardonada con dos premios Nobel- «On ne fait jamais attention à ce qui a été fait; on ne voit que ce que reste à faire» (i.e., uno nunca se da cuenta de lo que se ha hecho; uno solo puede ver lo que queda por hacer) tiene hoy más fuerza que nunca.