Jolín traslada la fiesta a Cruces

Jolín posa con parte del equipo sanitario de la planta de pediatría de Cruces, donde le esperaban revolucionados. / H. R.
Jolín posa con parte del equipo sanitario de la planta de pediatría de Cruces, donde le esperaban revolucionados. / H. R.

La mascota festiva de Barakaldo, el mago Valen y representantes municipales visitan la planta de pediatría del centro hospitalario

HELENA RODRÍGUEZ BARAKALDO.

Los niños son unos de los principales seguidores y protagonistas de todas las fiestas patronales. Estas citas son sinónimo de hinchables para hacer un poco el cafre, talleres dónde pasar el rato, juegos, música, barracas, alguna chuche más de lo habitual... Es normal que los txikis de la casa las esperen con ilusión. Y eso incluye a los que, por distintas circunstancias, pasan estos días en centros sanitarios. Desde hace tres años, el Ayuntamiento de Barakaldo organiza una visita al hospital de Cruces para acercar una pizca de las alegría de los 'cármenes' a la planta de pediatría y a la de oncología infantil.

Hasta allí se trasladaron ayer Jolín, su inseparable compañera y traductora Itziar, el mago Valen y la edil de Cultura, Juventud y Euskera, Nerea Cantero. La llegada de la comitiva estaba anunciada y era muy esperada. Cristina e Itsaso no podían aguantar las ganas de ver el simpático angelote. Le esperaban en el pasillo y atrajeron su atención. Aunque la simpática mascota no habla, enseguida hicieron buenas migas.

11.30 horas.
Actividades preadolescentes (de 10 a 13 años): jumping en Bide Onera, zorball en Los Fueros y paintball móvil en la Herriko Plaza.
15.30 horas.
Gaste Eguna: comida popular en el Parque de Los Hermanos.
18.00 horas.
III sardinada popular en la calle San Antolín.
19.30 horas.
Sesión de teatro de calle en el parque de las esculturas.
21.30 horas.
Toros de fuego en la Herriko Plaza.
23 horas.
Concierto de Blas Cantó en Herriko Plaza.

Otros le esperaban en su habitación, acompañados de sus padres. Allí estaba Izei, ingresado desde el pasado jueves. Primero recibió los regalos que llevaba Jolín: un pañuelo de fiestas y un cartel autografiado por el muñecote. Tras él, apareció el mago Valen que le enseñó algún truquillo para «fardar con los amigos cuando salgas de aquí». «Además de algún juego y una barita mágica, les entrego una invitación para un taller en familia en La Fábrica de Magos para que vayan con sus aitas en cuanto puedan», explica el prestidigitador.

«Se acaba de dormir, pero pasad y hacemos una foto para cuand o se despierte»

Caritas de alegría

En la habitación de al lado, Jolín se saca los mocos delante de Cristina, que tras el recibimiento ha vuelto formal a la cama a esperar su turno de visita. El gesto le vale una reprimenda de Itziar. «¡No te saques mocos cochino!». «¿Sabes lo qué pasa? -pregunta a la peque-, que como hace calor no se pone el pijama para dormir y se ha resfriado. Ya le he dicho que no debe hacerlo, pero no lo entiende y ahora va por ahí con un montón de mocos», explica causando la risa de la paciente. El angelote, sabiéndose descubierto, se tapa la cara con vergüenza

Cerca, Manex, un chaval de Lekeitio, mira con asombro cómo el mago descubre sin mucha dificultad cuál es la carta en la que él piensa. Ni él ni sus padres sabían que son fiestas de Barakaldo, pero la visita les alegra la mañana. En la puerta de enfrente, la abuela de Antonio, que aún no ha cumplido los 4 años, avisa: «Se acaba de dormir, pero pasad y hacemos una foto, que cuando despierte le va a hacer ilusión», propone. Dicho y hecho. El peque, ni se inmuta.

De camino a la planta de oncología infantil, varios padres observan con una sonrisa el paso de la comitiva. Algunos sanitarios aprovechan para hacerse una foto con la mascota festiva. Las caritas de alegría se repiten. Lo mismo que las fotos y los gestos de agradecimiento de familiares y personal. Dicen que la sonrisa de un niño vale millones y, por lo visto ayer en Cruces, la recaudación fue excelente.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos