Bermeo sale a la calle para condenar el intento de agresión sexual a una joven

Numerosas personas se concentraron ayer en la plaza del Ayuntamiento de Bermeo. /  B. U.
Numerosas personas se concentraron ayer en la plaza del Ayuntamiento de Bermeo. / B. U.

Mas de un centenar de personas participaron ayer en la concentración de repulsa ante un hecho que «supone un ataque a todas las mujeres»

IRATXE ASTUI BERMEO.

Mas de un centenar de personas se concentraron ayer en la plaza del Ayuntamiento de Bermeo para mostrar su repulsa, tras el intento de agresión sexual sufrida la madrugada del pasado domingo por una joven de 20 años cuando se dirigía a su casa después de disfrutar del Carnaval. Una pancarta con el lema 'Emakumeon aurkako erasorik ez!' (No a la agresión contra las mujeres), que sostenían representantes de las asociaciones de mujeres Erroxape, Sorginorratz y Norez de la villa marinera, encabezó el acto que duró alrededor de un cuarto de hora y concluyó con un atronador aplauso.

El Ayuntamiento de Bermeo ha ofreció, tanto a la víctima como a su familia, todo el «apoyo y solidaridad», así como los medios necesarios y la alcaldesa, Idurre Bideguren, destacó que agresiones de este tipo «suponen un ataque contra todas las mujeres, son inadmisibles y debemos condenarlas con firmeza». La primera edil resaltó que «no vamos a consentir que en nuestro pueblo se repita ningún tipo de ataque contra ninguna mujer. De camino a casa queremos ser libres, no valientes», concluyó con rotundidad.

Cámaras de seguridad

Por su parte, una representante de las agrupaciones de mujeres de la localidad costera, que junto al Consistorio local convocaron la concentración, insistieron en el mensaje de que las mujeres «tenemos que ser personas libres y no podemos seguir viviendo en el miedo». Además, aprovecharon para llamar a la población a participar de manera activa y salir a la calle a reivindicar los derechos de las mujeres el próximo viernes con motivo de la celebración del 8M, Día Internacional de la Mujer.

La Ertzaintza, por su parte, continúa con la investigación para intentar localizar al autor del intento de agresión sexual, que según la víctima era de raza negra. La joven, de 20 años, pasó la noche junto a su cuadrilla en una lonja juvenil situada en el casco viejo de la localidad. Antes de retirarse, decidió tomar algo junto a unas amigas en un bar que se encuentra a medio camino de su domicilio y cuanto se dirigía a casa fue abordada en un callejón de la calle Askatasun Bidea. La Policía Autónoma ha solicitado las imágenes de las cámaras de seguridad existentes en la zona así como la del establecimiento hostelero.

Temas

Bermeo