El FesTVal reclama más financiación para «no quedarse estancado»

Miguel Ángel Muñoz demostró su 'tirón' en la alfombra naranja./Rafa Gutiérrez
Miguel Ángel Muñoz demostró su 'tirón' en la alfombra naranja. / Rafa Gutiérrez

El director de la cita, Joseba Fiestras, cree que el certamen «ha tocado techo y no se podrá romper» sin aumentar sus fondos

María Rego
MARÍA REGO

La rana Gustavo, la abeja Maya y Ruperta preparan ya las maletas para abandonar el local que a finales de agosto ocuparon en el 'corazón' de Vitoria. Allí, en la sede del FesTVal, se respira calma tras una maratoniana semana de estrenos y presentaciones que ha traído a más de 150 rostros populares de la pequeña pantalla a la capital alavesa. Expectativas «cumplidas» un verano más, y ya van diez. «El balance es muy positivo. El festival ha crecido, lo hemos notado en la calle con la gente y quienes han venido también nos han dicho que hemos pegado el estirón», resume el director del certamen, Joseba Fiestras, unas horas después de que el circo recreado en la gala de clausura en el pabellón de Mendizorroza cerrara su pista.

Sin embargo, ese «escalón más» en la trayectoria de la cita catódica invita a hacer una reflexión sobre el futuro que, a juicio de Fiestras, pasa inevitablemente por un aumento de la financiación. «El problema es que hemos tocado techo y no se podrá romper si no hay una inyección económica fuerte. Nos vamos a estancar si no llega», advierte. La maquinaria del FesTVal ha funcionado en su décimo aniversario con 310.000 euros de presupuesto, unos 60.000 más que en su edición inicial. El dinero sale, sobre todo, de las arcas del Ayuntamiento vitoriano aunque también aportan la Diputación alavesa, el Gobierno vasco y, por primera vez, el Ejecutivo central con 10.000 euros destinados al ProFesTVal. «Estamos salvando cada año pero esta situación nos puede acabar pasando factura», advierte el director consciente de que «en frío» tocará hacer números. A lo largo de la última semana, eso sí, ya ha hecho llegar su demanda a los políticos.

Los invitados aplauden a uno de los premiados. Larrodera recoge el Mainat de manos de su hija. Fiestras junto a Emilio Aragón y su esposa. / Rafa Gutiérrez y Jesús Andrade

Un incremento de los fondos que nutren al certamen ayudaría a dar el salto internacional e incluso a alargar la lista de invitados que pisan la alfombra naranja. Quienes desfilan por San Prudencio «luego hablan maravillas de Vitoria, se convierten en sus embajadores», comenta sobre el retorno que el festival tiene en la ciudad. El periodista deportivo Jesús Álvarez, por ejemplo, conoció el pasado fin de semana la capital alavesa como asistente a la gala de clausura y el coreógrafo Poty «hacía diez años que no venía». Con este bailarín -y al ritmo de la banda sonora de 'Monstruos, S.A.'- se marcó Fiestras un número musical sobre el escenario de Mendizorroza durante la fiesta final para sorprender a Luis Larrodera, el maestro de ceremonias que recibió un inesperado premio Mainat. «Se emocionó mucho», recuerda el director del FesTVal como uno de los 'momentazos' de la edición recién acabada.

«Primeros espadas»

En el 'top 3' de instantes memorables aparece también el encuentro con Emilio Aragón, a quien escuchó «con la boca abierta». «Es un logro que una persona como él nos dedique su tiempo», asegura. Este particular ranking se cierra con un momento «muy personal», ése en el que su hijo conoció al actor Javier Gutiérrez o, más bien, al villano Falconetti de la versión cinematográfica de 'Zipi y Zape'. El intérprete que atesora dos Goya es uno de los representantes de la pequeña pantalla que se han acercado este verano a Vitoria donde, en una misma jornada, coincidieron todos los concursantes y el jurado de 'MasterChef Celebrity 3' (TVE), media docena de integrantes del exitoso 'Tu cara me suena' (Antena 3) y una veintena de cómicos que arrancan carcajadas desde #0. «Las cadenas vienen con sus primeros espadas», insiste Fiestras sobre el valor del certamen que nació en 2009.

En unos días comenzará a dar una vuelta a la undécima edición aunque «ya tenemos ideas en la cabeza». Mientras comienzan a tomar forma sobre el papel, el director del FesTVal desgrana las novedades televisivas que han pasado por la cita y que no se perderá frente al televisor. Espera ya la segunda temporada de 'Estoy vivo' (TVE), de la que se confiesa seguidor, y 'Capítulo 0' (#0) como buen 'chanante', y admite que el thriller ibérico de 'Matadero' (Antena 3) se asoma «fantástico» y que le apasionó «el ritmo brutal» de 'La víctima número 8' (ETB y Telemadrid).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos