Récord mundial: 3.705 personas se aplican crema solar

Tras aplicarse la crema, las corredoras disfrutaron de una sesión de aerobic y zumba bajo el sol. /Rafa Gutiérrez
Tras aplicarse la crema, las corredoras disfrutaron de una sesión de aerobic y zumba bajo el sol. / Rafa Gutiérrez

La XII Carrera de la Mujer ha batido el récord de mujeres aplicándose protector solar

Judith Romero
JUDITH ROMERO

La Carrera de la Mujer es una cita con el deporte pero también con la salud. Además de homenajear a mujeres que han superado un cáncer de mama recientemente como las vitorianas Eva Mateos y Candela Nogales, su duodécima edición ha querido poner el foco en otro invitado que cada año asiste a la fiesta deportiva: el sol. Su incidencia en la piel de los corredores puede terminar teniendo efectos nocivos a largo plazo, por lo que el atleta Martín Fiz animó a las 6.000 asistentes a la cita a tratar de batir «un récord mundial» y esquivar la probabilidad de desarrollar un cáncer de piel.

«Hay que darse la crema sí o sí, yo no empecé a dármela hasta que vi que perdía algo de piel y el dermatólogo me puso en tratamiento, pero no es necesario llegar a estos términos», reconoce Fiz. Noa Arroyo y Sheila Gómez, amigas del instituto Koldo Mitxelena, tienen la lección aprendida y este domingo han llevado su propia crema desde casa. «Solemos salir a correr y es importante protegerse de los rayos, es la primera vez que participamos en la Carrera de la Mujer», explicaban estas jóvenes de 16 y 17 años.

La organización de la Carrera se propuso superar el récord mundial de gente poniéndose crema a la vez. Hasta la fecha 1.800 personas habían extendido crema solar sobre sus cuerpos de forma simultánea en Estados Unidos, pero esta mañana un total de 3.705 mujeres se han aplicado este escudo contra el envejecimiento prematuro de la piel. Quienes no fueron tan previsores como Noa y Sheila pudieron aplicarse una de las dosis repartidas por la compañía Ladival. Las corredoras Claudia Anduaga, Janire Fernández de Olano y Eztizen Etxebarria, primeras en atravesar la línea de meta en apenas 20 minutos, se aplicaron su dosis dibujando un pequeño sol para hacer este gesto responsable un poco más divertido.