Comerón plantea abrir una comisaría en el centro y recuperar la Policía de Barrio

Dos agentes patrullan por el centro de la ciudad/. Igor Aizpuru
Dos agentes patrullan por el centro de la ciudad / . Igor Aizpuru

La portavoz del PP presenta un plan de seguridad con quince medidas que incluyen sumar 80 agentes en cuatro años con OPEs en las que «el euskera cuente menos»

Iosu Cueto
IOSU CUETO

Una comisaría de Policía Local en el centro de Vitoria y recuperar «una Policía de Barrio cercana» que vigile las zonas más inseguras. Estas son dos de las quince medidas incluidas en el Plan Especial de Seguridad Ciudadana presentado este miércoles por la portavoz municipal del PP, que llevará a cabo si resulta elegida alcaldesa tras las elecciones del 26-M. La edil ha asegurado que la ciudadanía «está muy preocupada» por esta cuestión y no entiende que el Gobierno PNV-PSE, EH Bildu y Podemos «vivan en una burbuja» y sigan sin asumir «que los delitos han crecido un 5,26% en la ciudad desde 2016, según datos de la Ertzaintza; y que Álava es el Territorio con mayor tasa de delincuencia por habitante, un 58,5%, frente a Gipuzkoa (44,7%) y Bizkaia (56%)». Este «frente antivitoriano», como lo ha denominado Comerón, no solo «no presta atención» a las quejas vecinales, sino que «incluso EH Bildu se atreve a respaldar a delincuentes como los okupas».

Durante la exposición de las medidas, Comerón ha defendido la necesidad de que el centro estrene una comisaría de la Policía Local que se sume a la de Aguirrelanda «y que cuente con un espacio exclusivo de 24 horas para la atención a víctimas de violencia de género y agresiones sexuales, algo que ahora no existe». La edil ha recalcado que este último servicio es clave, ya que según la memoria de la Ertzaintza de 2018 Vitoria registró «140 delitos contra la libertad sexual». Los informes del Ministerio de Interior agregan que hubo «nueve agresiones con penetración». La edil no ha precisado la ubicación de la oficina porque su grupo maneja «dos o tres alternativas en el Ensanche», aunque sí ha dicho que no es partidaria de que esté en el Casco Viejo, su anterior emplazamiento. En concreto, el recurso abrió sus puertas en 2009 en la calle Fray Zacarías, frente a Montehermoso y el Gaztetxe, con el socialista Patxi Lazcoz en la Alcaldía. Tras el cambio de Gobierno en 2011, el PP constató la «escasa demanda» de la oficina, que cerró un año después. En estos momentos para poner una denuncia es preciso acudir a Aguirrelanda y fuentes del PP han recordado que si bien es cierto que la Ertzaintza mantiene su mostrador de Olaguíbel «la gente se queja porque cierra por la noche». Comerón sí ha defendido que la 'almendra' medieval estrene un sistema de cámaras de vigilancia «como piden los comerciantes ante la oleada de robos».

Otra de las propuestas que encabezan el Plan Especial de Seguridad es la denominada Policía de Barrio, ya que la presencia de uniformados en las calles ha sido «vergonzosa» esta legislatura por la falta de efectivos y las 35 prejubilaciones registradas solo en lo que va de año. Precisamente por eso, Comerón ha defendido la celebración de OPEs anuales de 20 policías que sirvan para que la plantilla de Aguirrelanda sume a 80 personas durante el próximo mandato. En estos procesos selectivos, ha recalcado, el euskera «no debería tener tanto peso» y se debería exigir «conocimientos específicos sobre Vitoria, como por ejemplo del callejero».

Entre la batería de medidas destacan también un «plan antiokupas» con medidas «contundentes». Entre ellas, «identificar y desalojar de forma inmediata» a las personas que han entrado en viviendas municipales como las de Errekaleor o la Avenida de Olárizu, así como asesorar a los particulares que hayan visto cómo uno o varios desconocidos se colaban en su propiedad. Asimismo, Comerón pretende que el Ayuntamiento realice un «control específico» sobre algunas mezquitas en colaboración con otros cuerpos policiales para «prevenir la radicalización yihadista». La edil ha recordado que de los nueve templos que existen en la capital alavesa, dos son salafistas, una de las corrientes «más radicales» del Islam. «Esto no significa que todos los que van a estos lugares sean radicales, pero tenemos la obligación de estar alerta», ha dicho.

La lucha contra el tráfico de drogas, la eliminación de los 'puntos negros' de tráfico, la protección de los menores en el entorno de los centros escolares, un plan de emergencia ante emergencias meteorológicas o la compra de nuevos vehículos para los agentes completan el plan de actuación elaborado por el PP. «Hay que actuar con contundencia. A lo largo de 2018, Vitoria ha sufrido un robo de vivienda al día según los datos del Ministerio del Interior o 494 robos en vehículos, según la Policía Local. En total, 15.188 infracciones penales, según el informe de la Ertzaintza del 2018», ha concluido.

Por su parte, el concejal de Seguridad Ciudadana, Carlos Zapatero, ha respondido a Comerón recordando que al término de esta legislatura el Gobierno habrá sacado cerca de 100 plazas de agentes de Policía Local a través de tres OPEs, cuando durante el pasado mandato, con el PP, «no se sacó ni una sola plaza». El edil ha agregado que según las estadísticas de las policías vascas, «Vitoria-Gasteiz es la capital vasca más segura con una tasa de denuncias de 60,95 por cada mil habitantes; lejos de las 66,66 de Donostia y muy lejos de las 79,84 de Bilbao». Si la referencia es la estadística del Ministerio del Interior, ha continuado, «Vitoria es la 3ª capital española más segura de entre las ciudades de más de 200.000 habitantes, con datos que sólo mejoran Oviedo y Valladolid. Con una tasa de 34,62 denuncias por cada mil habitantes, nuestra ciudad está situada entre las 20 capitales más seguras de España».

El edil socialista ha valorado que «la señora Comerón demuestra tener muy poca vergüenza política al plantear la apertura de una nueva comisaría en el centro y nuevas OPEs de Policía Local cuando fue precisamente el PP quien, estando en el Gobierno, cerró la comisaría del Casco Medieval y además no convocó ni una sola OPE en Aguirrelanda».