La calle Médico Tornay se moderniza y dice adiós a los coches

Recreación de la futura calle Médico Tornay./
Recreación de la futura calle Médico Tornay.

El Ayuntamiento ha aprobado este viernes el expediente para contratar la empresa que renueve esta zona, un proyecto que costará 1,2 millones

Nerea Pérez de Nanclares
NEREA PÉREZ DE NANCLARES

Médico Tornay será la próxima calle que entrará en el 'club' de vías vetadas al coche. El Ayuntamiento invertirá 1,2 millones para peatonalizar esta vía y convertirla en una plaza accesible y atractiva. Estos trabajos durarán ocho meses a partir de su adjudicación. El primer paso lo ha dado este viernes la Junta de Gobierno Local con la aprobación del expediente de contratación de los trabajos. El Consistorio aportará 983.612,58 euros, mientras que Amvisa abonará otros 299.147,53 euros. «A través de esta intervención se pretende continuar con el desarrollo de las 'supermanzanas', en la línea de lo marcado por el Plan de Movilidad actualmente en revisión. Y es que Médico Tornay es el centro de la 'supermanzana' delimitada por las calles Olaguíbel, Avenida de Judizmendi, Avenida de Santiago y José Mardones. Hoy, tenemos una calle deteriorada. En muy poco tiempo una plaza moderna y peatonal, llena de vida», ha destacado el alcalde Gorka Urtaran.

La reforma se ha trabajado con los colectivos vecinales del entorno y se testó el pasado mes de septiembre, durante el Día Europeo sin Mi Coche. En aquel momento la calle Médico Tornay se cerró al tráfico para que las personas residentes en la zona pudieran comprobar el potencial de la medida que ahora se pondrá en marcha.

Otra imagen que recrea la futura calle Médico Tornay.
Otra imagen que recrea la futura calle Médico Tornay.

Esta calle cuenta con una pavimentación anticuada y mobiliario en mal estado. Además, la superficie dedicada a los vehículos es desproporcionada y ocupa la mayoría del entorno, dejando aceras estrechas e itinerarios peatonales sinuosos. Todo ello contribuye a que muchos locales de la zona se encuentren actualmente cerrados.

Para revertir esta situación, el Gabinete Urtaran ha proyectado una reforma integral que afectará a 5.500 metros cuadrados. El plan contempla peatonalizar el eje de la calle Médico Tornay entre Avenida de Judizmendi y crear un gran espacio peatonal «con el que se espera que mejore la calidad de la zona y pueda servir de dinamizador del barrio». Se habilitarán, además, nuevos pasos peatonales elevados en las intersecciones con Benito Guinea y Cola y Goiti. En la Avenida de Santiago también se construirá un tercer paso de cebra. Todo ello, para facilitar la accesibilidad. Asimismo, se modificará el paso de peatones curvo de la entrada de Judimendi, al final de la calle Olaguíbel, para hacerlo más seguro. Se hará de asfalto fundido y se pintará el paso.

El Departamento de Medio Ambiente y Espacio Público ha diseñado para Médico Tornay dos subplazas interiores de forma triangular con pavimento de adoquín cerámico, que contrastará con el empleado en el resto de esta zona. Las calles Miranda de Ebro y Condado de Treviño, por su parte, mantendrán su carácter de viales rodados con entrada y salida desde Avenida de Santiago. Eso sí, el tramo de este itinerario correspondiente a Médico Tornay quedará a nivel de las aceras con un pavimento de asfalto pulido y prioridad peatonal. Mediante la intervención también se eliminarán los parterres de la calle Sáez de Quejana y se ampliará la zona de juegos infantiles de la calle condado de Treviño. En este entorno se colocará pavimento de caucho amortiguador.

De la misma forma, el Ayuntamiento aprovechará para adaptar y modernizar la red de alumbrado público y la red de saneamiento, que cuenta con una antigüedad de 70 años. También se va a actualizar el mobiliario urbano con nuevos bancos, papeleras, aparcabicis, pivotes y dos fuentes. Asimismo se retirará, a petición vecinal, parte del arbolado enfermo o muy próximo a las fachadas y se plantará moreras en alcorques y un celtis australis de gran porte.

Como actuación complementaria, se trasladará la parada Judimendi/San Juan de Tuvisa a un punto más alejado del paso de peatones contiguo, por razones de seguridad. Además, se soterrarán tendidos aéreos de telefonía situados en el ámbito del proyecto en las calles Avenida de Estíbaliz, Eduardo Velasco, José Lejarreta y Federico Baraibar. Para paliar la desaparición de plazas de aparcamiento, el Ayuntamiento habilitará nuevas en las calles José Mardones y Avenida Judizmendi.