Finalizan las retenciones en Armiñón por la operación salida de Semana Santa

Colas de vehículos en la AP-1 entre Armiñón y Pancorbo durante la tarde de este miércoles./Avelino Gómez
Colas de vehículos en la AP-1 entre Armiñón y Pancorbo durante la tarde de este miércoles. / Avelino Gómez

El peaje de Biriatou y la A-8 en Muskiz son los otros dos puntos de la red viaria que han soportado este jueves colas kilométricas

Saioa Echeazarra
SAIOA ECHEAZARRA

La 'operación salida' ha vuelto a registrar retenciones kilométricas en varios puntos, sobre todo en el más conflictivo, en el nexo de la A-1 con la AP-1 en Armiñón, y con el inconveniente añadido de tratarse del primer puente de Semana Santa desde la liberalización del tramo de esta vía a Burgos (las barreras se levantaron el pasado diciembre). Desde primera hora de este jueves, se han dejado notar las colas de vehículos que circulan en sentido Madrid, a la altura del kilómetro 328. A las ocho de la mañana eran de tres kilómetros y, pasadas las diez, han alcanzado ya los cinco, según informa la Dirección de Tráfico. Las retenciones han finalizado al filo de las dos de la tarde.

Una estampa similar se pudo ver ayer, cuando las retenciones alcanzaron los 5 kilómetros en la primera parte de la tarde. Para reducir los atascos en este problemático nudo, la dirección de Tráfico del Gobierno vasco en coordinación con la Diputación dispuso la antigua N-1 como particular vía de escape a su paso por La Puebla de Arganzón.

Ante la previsión de un flujo de 177.000 vehículos en las carreteras alavesas para esta 'operación salida' (que se prolongará entre la tarde de este miércoles y el mediodía de este jueves), otro de los puntos donde se congestionó el tráfico fue la unión de la N-622 con la A-1, en Vitoria, sentido Madrid, donde igualmente se formaron retenciones en torno a las cuatro de la tarde. Los picos de circulación regresarán el Lunes de Pascua con la 'operación retorno'. En esa jornada, Tráfico habilitará en el nudo de Armiñón (se prevé que circulen 110.000 vehículos) una operativa de cartelería y coneado que permitirá el acceso ininterrumpido, a una velocidad constante de 80 kilómetros por hora en sentido Vitoria.

La autopista AP-8 también presentaba a las tres de la tarde retenciones de 7 kilómetros de longitud en su tramo guipuzcoano, desde la frontera de Biriatou, en sentido Francia, por el gran número de vehículos que viajan hacia el país vecino. Ese tramo comenzó con atascos desde las nueve y cuarto de la mañana, llegando a alcanzar 10 kilómetros de longitud cuatro horas después.

Según informó la Ertzaintza, a esta las 19.00 horas había tráfico denso en la A-8, en territorio vizcaíno y en sentido Cantabria, pero habían desaparecido los 13 kilómetros de retenciones que se registraban pasada la una y media de la tarde, debido a la gran cantidad de vehículos que se dirigen a la comunidad vecina por Semana Santa.

Noticias relacionadas