El Arenas entra en la leyenda

El conjunto vizcaíno, uno de los fundadores de la liga, celebra sucentenario con una serie de actos repartidos durante todo el año

JUANMA MALLO| BILBAO
El equipo que saltó al césped del Martínez Campos estaba compuesto por: Jáuregui; Vallana, Careaga; Uriarte, Arruza, José María Peña, Ibaibarriaga, Pagaza, Sesúmaga, Barturen y Florencia Peña./ ARENAS CLUB/
El equipo que saltó al césped del Martínez Campos estaba compuesto por: Jáuregui; Vallana, Careaga; Uriarte, Arruza, José María Peña, Ibaibarriaga, Pagaza, Sesúmaga, Barturen y Florencia Peña./ ARENAS CLUB

Don Manuel, un cura de la iglesia de La Merced que adoraba el fútbol, solía regalar balones a los chavales en la catequesis. Esa costumbre, a principios del siglo XX en una zona de gran influencia inglesa, generó la pasión de los chicos por el fútbol. Gol a gol, patada a patada, ese grupo de jóvenes, apoyado por otros muchos paisanos que habían descubierto este deporte durante sus estudios en Reino Unido, gestó un equipo: el Arenas Football Club. El calendario señalaba 1909. Fecha histórica. El actual Arenas Club de Getxo, el célebre Arenas, cumple cien años. Centenario.

Durante todo este ejercicio, esta entidad celebra su entrada en un club legendario. Privado. El de esos equipos vascos que han vivido un siglo. Athletic (1898), su gran rival en los primeras décadas de coexistencia, Real Unión (1902) y Beasain (1905) lo 'crearon'. Y ahora, junto a los de la margen derecha, se integran la Real Sociedad y el Portugalete. «Es un honor», concede su presidente.

Aunque Iñaki Zuazo, máximo responsable arenero desde hace tres años, resalta otros aspectos de estas diez décadas de vida, trufadas de instantes dulces, con un título de la Copa del Rey (1919), y pozos amargos, como el actual, con el equipo en la parte baja en Tercera División. Además de aquella soberbia victoria en el extinto campo del Racing de Madrid (Martínez Campos) en una prórroga en la que demolió al Barcelona (5-2, después de quedar 2-2 en el tiempo reglamentario), recuerda Zuazo que el Arenas fundó otra sociedad exclusiva: el embrión de la actual Liga de Fútbol Profesional.

Era 1928. Se seleccionaron diez entidades: el Athletic, el Atlético, el Barcelona, el Real Madrid, el Español (aún no era Espanyol), el Europa de Barcelona, el Racing, la Real, el Real Unión y el Arenas. Éste fue elegido por su triunfo en la Copa y por sus tres subcampeonatos (1917 -año en el que se recoge la denominación actual y adopta la indumentaria rojinegra-, 1925, 1927). También porque uno de sus dirigentes, Juan María Atxa Larrea, trabajó de un modo intenso en el nacimiento del campeonato -su esfuerzo se recompensó con un busto de bronce que se regaló al club-.

Luchas con el Athletic

Pero los vizcaínos duraron un instante entre la élite. Siete temporadas. La mejor, la segunda, la 1929-30. Acabaron terceros. Poco a poco, comenzó el declive. Clausuraron el curso 1934-35 en la duodécima plaza, último. Descenso. Su último partido fue en Chamartín, frente al Real Madrid. Dolor. Seis campañas en Segunda. Y un nuevo tropiezo. A Tercera. Donde está ahora. «Claro que no es la situación deseada para celebrar el centenario», admite Zuazo.

Pero el estado actual no debe borrar un pasado de leyenda. En los primeros tiempos, sus luchas con el Athletic en el Campeonato Regional -y en los despachos por jugadores- eran formidables. Sobresalían hombres como el trío que recaudó la medalla de plata olímpica con España en 1920: Félix Sesúmaga (máximo goleador nacional en aquel torneo), Pedro Vallana (único futbolista que disputó tres Juegos) y Pagaza. También hubo otros: Guillermo Gorostiza ('Bala roja'), José María Peña, Leonardo Cilaurren, Tomás Zarraonaindia (hermano del inolvidable Zarra) y Raimundo Pérez Lezama, el gran portero rojiblanco. «Y somos el único equipo vizcaíno, junto al Athletic, que hemos estado en Primera. Y eso no creo que se repita en un futuro cercano», se enorgullece Zuazo.

Son detalles básicos en la biografía de este histórico que se plasmarán en un libro de próxima edición sobre el centenario y en una exposición fotográfica. También se organizará un concierto en el Palacio Euskalduna (7 de mayo), se disputará un partido en San Mamés contra el Athletic -«aún no hay fecha», apunta el presidente arenero- y un torneo amistoso entre el fútbol base de los conjuntos que formaron la Liga en 1928 en Gobela, el actual campo del Getxo, después de haberse movido por múltiples enclaves, como las campas de la Avanzada, su primer 'estadio'.

Asimismo, el artista getxotarra Darío Urzay ha ideado una camiseta especial que se presentará el próximo 7 de abril. El diseño: secreto. «No va a ser tan impactante como aquella del Athletic para la UEFA. Y hasta ahí podemos decir», zanja Zuazo, al que le gustaría crear algo así como el Torneo Puente Colgante, entre el Arenas y el Portugalete, otro centenario. Visión de futuro. Al que mira el dirigente: «Gracias a un convenio con el Romo, tenemos más de 300 chavales en la cantera. Hay que educarles, formarles... Y tenemos que seguir trabajando, avanzar y saber hacia dónde se quiere ir», proclama. Y no se olvida de la Peña Centenario, el grupo presidido por Heliodoro Lafuente, que lleva ocho años trabajando para desarrollar esta efeméride.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos