Controlado el fuego iniciado hace cuatro días en el suroeste de Madrid

Incendio forestal Cadalso. / EFE TV

El trabajo de los casi 500 efectivos ha sido imprescindible para cumplir el objetivo

EUROPA PRESSMadrid

El presidente de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, ha anunciado este martes que el incendio que se originó el pasado viernes en la localidad de Almorox (Toledo) y que ha afectado a la zona oeste de Madrid, a Cenicientos, Cadalso de los Vidrios y Rozas de Puerto Real, se ha dado por controlado en la última reunión de coordinación.

«Afortunadamente ya podemos afirmar que el incendio se encuentra en situación de control», ha manifestado Rollán en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, al tiempo que ha afirmado que »se descarta la reactivación fuera del perímetro».

No obstante, ha señalado que la situación en la zona afectada por el incendio es «absolutamente crítica y adversa», con temperaturas muy elevadas, presencia de vientos de dirección cambiante y bajísima humedad en el ambiente.

En cuanto a la superficie afectada, Rollán ha precisado que alcanza 2.500 hectáreas en Madrid, de las cuales «una parte importante» se encuentra «absolutamente devastada», pero también se han generado «islas» en las que la incidencia del fuego «ha sido inexistentes más allá de un repunte de la temperatura». Según fuentes de la Junta de Castilla-La Mancha, el incendio se ha dado por controlado a las 11.55 horas.

Rollán ha destacado el trabajo de los entre 450 y 500 efectivos que ha permitido conseguir este «objetivo tan deseado» a lo largo de los cuatro últimos días.Una vez controlado el incendio, se mantendrá el nivel 1 del plan de emergencias durante 24 horas y también se mantendrá el puesto de control, ya que seguirá habiendo efectivos trabajando los próximos días, al menos durante la próxima semana.

En estos momentos son 217 efectivos los que se encuentran en el territorio, 23 dotaciones de la Comunidad de Madrid, lo que se traduce en 125 personas; ocho dotaciones de la Unidad Militar de Emergencias (UME), otras 42 personas; y ocho dotaciones de Bomberos de Castilla La Mancha, otras 50 personas.

Rollán ha reconocido el «extraordinario trabajo» realizado por los Bomberos de la Comunidad de Madrid, las Brigadas Forestales de la Comunidad de Madrid, la UME, los medios aéreos del Estado, una brigada de Castilla-La Mancha, el SUMMA 112, Cruz Roja, Guardia Civil, Protecciones Civiles, Policías locales, además de la colaboración de ayuntamientos y vecinos. En particular, el presidente madrileño ha reconocido «el esfuerzo añadido» por parte de la UME ya que este no era el único incendio a nivel nacional, y ha indicado que sus efectivos se irán replegando gradualmente.

En cuanto a los vecinos que han sido desalojados, Rollán ha asegurado que ya han tenido la oportunidad de volver a sus casas. En concreto, el presidente en funciones ha subrayado que los núcleos de población de los tres cascos urbanos «en ningún momento han corrido peligro», pero que se han desalojado las zonas externas de algunas urbanizaciones, además de un camping por precaución.

La mayor parte de los vecinos de las urbanizaciones tenían en estas su segunda residencia, por lo que no ha habido problemas para realojarles, y los que lo han necesitado se han alojados en instalaciones deportivas.

Por otro lado, ha indicado que algunas carreteras se pusieron ayer en circulación y otras se pondrán en circulación de manera paulatina porque todavía van a ser numerosas las máquinas pesadas que se desplacen y tienen prioridad. El presidente regional ha señalado que la principal preocupación eran las personas, y, por lo tanto, los principales núcleos de población, tanto el casco urbano de los tres municipios como las numerosas urbanizaciones dispersas dentro de los tres términos municipales. A este respecto, ha destacado que no hay que efectuar ningún balance negativo.

En cuanto «al rico paisaje y la amplia variedad natural que caracteriza esta zona», en lo que respecta tanto a la flora como a la fauna, ha subrayado que se ha conseguido proteger el ejemplar de águila imperial y el nido que tenía, donde había dos pollos.

Rollán ha subrayado que ha encomendado a la Consejería de Medio Ambiente que empiece a trabajar en un «amplio y ambicioso programa de reforestación», y ha prometido que no se va a producir «como en otros puntos de España esa imagen desoladora de que transcurridos cinco años siga habiendo una mancha negra en los montes, eso no va a tener lugar en la Comunidad de Madrid».

«No vamos a escatimar ni medios ni recursos económicos para reponer lo que el fuego nos ha arrebatado», ha asegurado, al tiempo que ha añadido que habrá colaboraciones específicas con los ayuntamientos para mitigar los efectos del incendio. El director de la Agencia de Seguridad y Emergencias de la Comunidad de Madrid 112, Carlos Novillo, ha explicado que una vez controlado el incendio los trabajos para su extinción se centran en »ir apagando puntos calientes que con las altas temperatura puedan rebrotar, un trabajo que puede durar en torno a tres cuatro días».