La automoción vasca del último siglo, en 19 modelos

La automoción vasca del último siglo, en 19 modelos
FOTOS: MAIKA SALGUERO

El clúster vasco de automoción (Acicae) celebra sus 25 años con una exposición de coches y motos desde 1928 hasta la actualidad

ERLANTZ GUDE

El clúster vasco de automoción (Acicae) celebra sus 25 años con un programa que incluye entre otros actos conferencias y una cena oficial. Destaca particularmente en el programa de eventos, que inaugurado por el lehendakari Iñigo Urkullu, la exposición de vehículos de distintas épocas con los que se rinde tributo a un siglo de iniciativas en sector. Un total de diez coches, ente ellos el Aurora del diseñador José Ignacio López de Arriortua, y nueve motos desde 1928 hasta la actualidad. Quienes quieran visitar la exposición deben contactar con el clúster a través del teléfono 94 420 98 77.

Coches
Ford Motor Company (1908-1927)

Ford T

Es el invitado de lujo entre los vehículos fabricados en Euskadi. Su importancia y expansión propiciaron su apelativo de 'coche universal'. En los años veinte, uno de cada dos coches que circulaban era un Ford de este tipo. Con el fin de ofrecer un único modelo y de bajo coste la compañía norteamericana lo desarrolló en 1908. Marcó lo que sería la construcción seriada de vehículos en el mundo. Esta unidad pertenece a la Colección Miguel de la Vía.

Garaje Internacional (1928)

Donosti

Los propietarios del Garaje Internacional, en San Sebastián, se lanzaron en 1924 al desafío de fabricar un automóvil en su práctica totalidad, incluyendo mecánica, bastidor y carrocería. El vehículo se finalizó en 1928. Su puesta de largo se llevó a cabo en el Gran Premio de Lasarte, donde, con presencia del rey Alfonso XIII, Agustín Mañero Alonso puso el coche a 114 km/h. Destacaba por la calidad de sus acabados y diseño. No se fabricó en serie.

Duñaiturria y Estancona, S.A. (1953)

Estancona

José Estancona Acha construyó en 1948 un prototipo estilo topolino y marca Dyesa. Amparado en un nuevo proyecto, apostó por las construcción de una seria de tres automóviles de aspecto similar al Morris Mirror birtánico con motor de diseño propio y ya de marca Estancona. Pese a la previsión de fabricar 2.000 unidades, solo se llevaron a cabo dos berlinas y una furgoneta, debido a la oposición a su fabricación de instancias oficiales. La berlina expuesta es un ejemplar único.

Construcciones Acorazadas, S.A. (1955)

Triver Modelo Rana 500

El Triver responde a la tipología de los coches huevo que se popularizaron en Europa en la posguerra. Fruto de las carencias de la época, fue construido con tecnología y motorización propia. Construcciones Acorazadas, S.A., ubicada en Zorrozaurre, se dedicaba a fabricar arcas de caudales y cajas fuertes, lo que explica que en la fabricación del vehículo se usara chapa de casi tres milímetros de espesor. Su comercialización fue un fracaso y solo ha sobrevivido la unidad expuesta.

Imosa (1956)

DKW Auto-Unión F-89 L

Imosa, con domicilio social en Vitoria, firmó un acuerdo con Auto Unión GMBH para inicIar la construcción de los vehículos DKW. Pese a que hubo importantes intentos de fabricar el automóvil DKW, solo se llegó a construir la furgoneta, inicialmente en sus versiones F 98, para conseguir en 1960, con la 800 S, un segundo contrato de fabricación de estas furgonetas.

Munguía Industrial, S.A. (1962)

Goggomobil

En 1957 un grupo de empresarios vascos fundaron Munguía Industrial con la intención de fabricar un pequeño coche en serie. Tras conseguir el permiso del Ministerio de Industria, se procedió a levantar una fábrica en Mungia. En enero de 1962 salió el primer Goggomobil, un microcoche. Se llegaron a fabricar 300 unidades, pero problemas financieros y la situación del mercado generaron una caída de las ventas en 1965.

MCC e Iberdrola (1996)

Zeus

La apuesta por la automoción eléctrica de la Corporación Mondragón en los noventa se llamó Zeus. Este automóvil eléctrico, desarrollado junto a Iberdrola, pretendió dar entrada al grupo en el sector pujante que se intuía. Ambas entidades desarrollaron el proyecto que arrancó en el curso 1994-95 en el departamento de Electrónica de Mondragón. El coche resultante estaba dirigido a flotas de repartidores de paquetería, mensajería, es decir, a profesionales que recorren la ciudad con múltiples paradas. Se construyeron cinco vehículos.

Mercedes-Benz (2014)

Monovolumen Clase V

Mercedes-Benz Vitoria, heredera de Imosa, produce hoy la furgoneta Vito y el monovolumen Clase V. Este último es un monovolumen de lujo que comparte carrocería con la furgoneta Vito, ya en su tercera generación. La Clase V ofrece un interior de lujo y espacio para ocho personas. Su púbico son la familias que buscan elegancia y confort, conjugados con las prestaciones de alto nivel.

Copemsa/Dynamik (2017)

Zacua

Zacua es el primer automóvil mexicano 100% eléctrico. Toma su nombre de un ave tropical que habita el sur del país y que era la favorita de Moctezuma. El empresario mexicano Jorge Martínez convenció a la compañía vasca Dynamik para que participase en la parte de ingeniera e innovación. Esta alianza dio lugar a los primeros prototipos de Zacua, a partir de la electrificación de vehículos de la firma gala Chatenet. Dynamik trabaja en la mejora del modelo.

Motos
Fábrica de Motores, Ciclomotes y Motocicletas Motobic (1948-72)

Motobic

El emprendedor Lorenzo Zabala fabricó una serie de ciclomotores de dos tiempos y un cilindro tras iniciarse en la construcción de motores auxiliares de bicicletas. Posteriormente ubicó los motores en una scooter de inspiración italiana y desarrolló una serie de armoniosos ciclomotores con motor JLO alemán.

Motocicletas Lube (1945-1967)

Lube NSU

El expiloto e industrial Luis Bejarano creó en los cincuenta la empresa de motocicletas Moto Lube. Apostó en un momento dado por ciclomotores e incluso microcoches. Lube alcanzó importantes ventas a nivel nacional y con gran éxito en el ámbito deportivo.

Echave, Arizmendo y Cía, S.A. (1954-1962)

Echasa

Fue construida por la firma de fabricantes de escopetas y armas cortas en la que fuera la fábrica de armas Fénix de Eibar. En la posguerra se apostó por velomotores de diseño propio y gran éxito por su contenido precio a caballo entre una bicicleta y una moto.

Lambretta Locomocioes (1954-79 y 85-90)

Lambretta

Un grupos de empresarios vascos creó en 1952 la sociedad Lambretta Locomociones en Eibar para construir la scooter y los motocarros italianos marca Lambretta. En dura pugna con Vespa, Lambretta proporcionó el medio de transporte ideal para obreros y familias.

Indusrias Ocariz (1956-65)

Lanch

El fabricante Jaime Ocariz se había iniciado construyendo eficaces motores auxiliares de bicicleta de la marca Ziraco. La exigencia del mercado de productos de mayores prestaciones le introdujo en la construcción de un velomotor de recargadas líneas. Son difíciles de encontrar.

Beistegui Hermanos, S.A. (1956-62)

BH

La fábrica de bicicletas BH fabricó entre el 56 y el 62 un robusto ciclomotor de diseño propio y motor francés Mistral fabricado bajo licencia. Provenientes de Eibar, con posteridad pasaron a Vitoria como muchas otras industrias del valle de Deba.

Velomotores y Bicicletas Orbea (1956-71)

VeloSolex Orbea

Fundada en 1930, la firma Orbea apostó por complementar la fabricación de bicicletas con la de motocilcetas. En los años cincuentas y a través de un acuerdo con la francesa Solex llevó a cabo esta bicicleta con motor de rodillo que actuaba sobre la rueda delantera.

Motor Unión (1962-64)

Boar

Se construyó una esbelta máquina de carácter deportivo, con motor monocilíndrico Derlan de origen Sachs. Una de las firmas implicada era Estampaciones Arregui, que había trabajado en el desarrollo del modelo Eder con Motobic.

Nuuk (2018)

Modelo Urban

Partiendo de un diseño elegante, analizando todo detalle enfocado a una cómoda conducción, Nuuk incorpora un motor eficiente diseñado y producido por Bosch que garantiza la máxima durabilidad con un mantenimiento mínimo.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos