El archivo de 'Hiriko' y 'Epsilon' alivia al PNV a la espera del 'caso De Miguel'

El exdiputado foral alavés, Alfredo de Miguel./igor aizpuru
El exdiputado foral alavés, Alfredo de Miguel. / igor aizpuru

La sentencia en el mayor juicio por corrupción en Euskadi se prevé para el próximo otoño, después de las citas electorales

Olatz Barriuso
OLATZ BARRIUSO

Desde hace algo más de una semana, el PNV tiene dos dolores de cabeza menos. El carpetazo de la Audiencia Provincial de Álava, en un lapso de veinticuatro horas, a los casos 'Hiriko' y 'Epsilon', dos causas abiertas por la vía penal contra sendos proyectos fallidos que engulleron casi 70 millones de euros de dinero público, ha supuesto un auténtico «alivio» para los jeltzales en un momento crítico. No solo por la cercanía de las elecciones generales, municipales y forales, sino también por las últimas revelaciones de la Fiscalía sobre el fraude de la OPE de Osakidetza, que han colocado al consejero de Salud, Jon Darpón, en el ojo del huracán. La oposición se ha aliado para exigir su cese con argumentos que buscan la erosión de la imagen de buen gestor del PNV, por lo que un hipotético fallo condenatorio en cualquiera de los dos sumarios no habría hecho sino alimentar ese discurso.

Los jeltzales, que basan su mensaje de campaña en presentarse como garantía de gobernanza eficaz, no esconden que el archivo de los sumarios por el fiasco del vehículo eléctrico y de la escudería vasca de Fórmula 1 es un balón de oxígeno en puertas de la cita con las urnas. Aun así, el PNV no respirará del todo hasta que la Audiencia alavesa emita su fallo sobre el 'caso De Miguel', la última gran losa judicial que pesa sobre el partido.

El proceso quedó visto para sentencia en diciembre pasado, después de que nueve de los 26 imputados en el mayor juicio por corrupción en Euskadi llegaran a un acuerdo con la Fiscalía para ver reducidas sus peticiones de pena tras reconocer que solicitaron o aceptaron el pago de 'mordidas' a cambio de contratos públicos. Los principales acusados, entre ellos el exdiputado foral Alfredo de Miguel, Aitor Telleria y Koldo Otxandiano, exdirigentes del PNV alavés, estuvieron a punto de pactar también con el Ministerio Público a cambio de que sus mujeres no entraran en la cárcel, pero las negociaciones se rompieron.

El fallo, tanto en ámbitos judiciales como en la órbita jeltzale, se espera para después del verano -se habla de octubre-, ya después de las citas electorales de abril y mayo y a distancia todavía de las autonómicas, que tocarían en otoño de 2020. La sentencia está en manos de parte de los jueces que han firmado los autos que ponen punto final a 'Hiriko', en el que estaban imputados dos empresarios vinculados al PNV, y 'Epsilon', que ponía en tela de juicio la apuesta del Gobierno de Ibarretxe por la Fórmula 1. Jaime Tapia y Raúl Aztiria, que junto a Elena Cabero componen el tribunal del 'caso de Miguel', son también los responsables del sobreseimiento de las diligencias sobre los fallidos proyectos automovilísticos.

«Griterío»

El PNV ha aprovechado el carpetazo a 'Hiriko' y 'Epsilon' para denunciar el «griterío» de la oposición en casos en los que no existe condena. El parlamentario peneuvista Luis Javier Telleria, en un artículo publicado esta semana, compara las acusaciones del Ministerio Público por presunta revelación de secretos en los exámenes de Osakidetza con las pesquisas que en su día hizo públicas en los casos 'Hiriko' y 'Epsilon', lo que propició la creación de una comisión de investigación en el Parlamento vasco. Para Telleria, tanto entonces como ahora, la oposición se apoya en las conclusiones fiscales «para hacer ruido y luego reprobar y pedir dimisiones». «Cuanto dentro de cuatro años exista alguna sentencia, todos los que hoy gritan callarán», apunta.

Según los datos del Gobierno vasco, de los catorce casos por delitos de esta naturaleza en los que está personado, solo en dos ha existido sentencia condenatoria: el 'caso Margüello' y el caso por el que fue condenado el exdelegado de Vivienda en Bizkaia con Javier Madrazo, Txema Gonzalo, por el proceso de liquidación de la Cámara de la Propiedad Urbana en Bilbao. En otros dos casos -Pinosolo y comedores escolares- se han archivado las diligencias de investigación; ocho más, entre ellos el 'caso Ibarzaharra', han sido sobreseídos y en otros dos los procesados han sido absueltos tras el juicio.

Los tres casos

'Hiriko'.
Sobreseimiento: no hay «suficientes indicios de delito» para condenar a los imputados por el fiasco del proyecto de coche eléctrico, que se llevó 20 millones de euros en subvenciones.
'Epsilon'.
Aval al Gobierno vasco: la Audiencia desestima las acusaciones de malversación, prevaricación y administración desleal a Julián Sánchez Alegría, expresidente de la red de parques tecnológicos.
'De Miguel'.
Visto para sentencia: el fallo de la Audiencia alavesa se espera para otoño, tras concluir, en diciembre, el juicio a los 26 acusados. La Fiscalía pide para 'Txitxo' de Miguel 29 años y 9 meses de prisión.