El legado de Félix Rodríguez de la Fuente sigue muy vivo en Burgos

Felix Rodríguez de la Fuente con un águila. /TVE
Felix Rodríguez de la Fuente con un águila. / TVE

De no haber caído su avioneta, el pasado 14 de marzo el naturalista habría cumplido noventa años. La provincia que le vio nacer organiza varias actividades en su honor

IRATXE LÓPEZ

Muchos niños se criaron acompañados por su voz. Yo también. Escuchar a Félix Rodríguez de la Fuente significaba oír hablar a bosques y ríos, a montes y desfiladeros. Abrir la puerta a un mundo regido por leyes naturales, no por el interesado planteamiento humano. Él nos enseñó que el fuerte se come al débil. Que en la jerarquía que marca la senda de la naturaleza no se respetan edades ni géneros. También que a veces el que malvive debajo vence al acomodado arriba, si sabe emplear con inteligencia sus habilidades. Después apagamos el televisor, nos hicimos mayores y nos dimos cuenta de que la jungla del asfalto funciona igual.

El pasado 14 de marzo se cumplieron noventa años del nacimiento de este enorme naturalista y comunicador en Poza de la Sal. Por eso Burgos se ha volcado en recordar su legado, aunque mientras existamos los críos de entonces perdurará en la memoria colectiva. Un paseo por su pueblo, Conjunto Histórico Artístico, siempre es buena idea. Las Salinas aguardan repletas de anécdotas, también el Espacio Medioambiental dedicado a la infancia de quien condujo con maestría el programa ‘El hombre y la tierra’.

Dentro de ese recinto habrá que dejarse llevar por la perspectiva de sus mejores amigos, por las lecturas que entretenían su mente curiosa, por sus primeras vivencias. El centro incluye además un punto interactivo para conocer el entorno que puede recorrerse con una ruta nombrada en su honor. Aunque si queremos ser fieles a su mensaje lo mejor queda fuera, en el páramo, ecosistema referente para el lobo, animal que tanto amaba. «Escuchando aullidos de lobos me dormía muchas noches en mi pueblo, al pie del alto páramo de Poza y de Masa», narró él mismo. Sobre todos estos puntos informará la Oficina de Turismo (Tel. 947 302 024).

Imagen de la exposición y el busto dedicados a Rodríguez de la Fuente en su localidad natal.

Pero no solo su municipio, toda la provincia de Burgos celebra su figura. Ataviado con aquellos pantalones y camisas estilo safari paseó su gentilicio por el mundo, desde los parajes más cercanos hasta otros inhóspitos como Alaska, donde perdía su vida un 14 de marzo de 1980, durante la jornada de su cumpleaños. Había viajado hasta allí junto a su equipo para rodar la ‘Iditarod Trail Sled Dog Race’, carrera de trineos con perros más importante del mundo. Su avioneta cayó del cielo y a partir de ese momento un tropel de fieles infantes convertimos en himno el poema escrito por Gloria Fuertes y entonado por Enrique y Ana, 'Amigo Félix'.

Su figura desapareció pero muchos reconocerían, incluso hoy, aquella voz profunda que se colaba en nuestras casas. Un estremecimiento involuntario recorrerá a los visitantes al escucharla una vez más dentro de las instalaciones de Paleolítico Vivo. Llegará al safari instalado a nueve kilómetros de Atapuerca gracias a las numerosas emisiones radiofónicas preparadas para ‘La aventura de la vida’, en Radio Nacional de España.

Visita al paleolítico al atardecer

Entre datos sobre bisontes, caballos Prezewalski, uros y tartanes surgirá nítida, sobrecogedora, como si el destino no hubiera quebrado de un zarpazo su futuro. El recorrido por la reserva muestra sus relatos con idénticos objetivos a los que él defendía: amar la naturaleza. También la etnografía y la antropología, ayudadas ahora por nuevas técnicas. La visita, de dos horas y media, tiene lugar al atardecer y necesita reserva (www.paleoliticovivo.org).

Imagen de las instalaciones de Paleolítico Vivo cerca de Atapuerca.

Tampoco Burgos capital olvida. Por eso el Museo de la Evolución Humana ha dedicado un ciclo –del que aún queda alguna cita– al famoso divulgador. Mañana sábado 17, a las 20:25 horas. José Antonio Vallejo, codirector del Festival de Cine Científico y Ambiental de Doñana, explicará cómo documentar la vida salvaje. El título de la charla: 'El arte de contar historias: El documental de vida salvaje'.

Si tienes niños que disfruten con los talleres puedes apuntarles a ‘Siguiendo sus huellas’, para aprender a interpretar rastros de animales, hoy viernes 16 de marzo a las 18:00 horas. ‘La aventura de la vida’, un repaso al Félix niño, mañana sábado 17 a las 11:00 y 12:30 horas. Y ‘Cuentacuentos. La loba Sibilia’, donde conocer el mundo de contrastes entre el lobo y el perro, el domingo 18 a las 11:00 y 18:00 horas. (942 421 000 o reservas@museoevolucionhumana.com).

Museo de la Evolución Humana en Burgos.
Museo de la Evolución Humana en Burgos.