Trail de El Ribero, un trazado entre senderos y leyendas

La prueba es puntuable para el circuito provincial de carreras por montaña./
La prueba es puntuable para el circuito provincial de carreras por montaña.

La carrera por montaña de la pequeña localidad burgalesa ofrece mimo y premios en metálico a sus participantes

Josu García
JOSU GARCÍABILBAO

El Ribero es un pequeño pueblo del norte de Burgos, muy cercano a Villarcayo y a Medina de Pomar. Está a menos de una hora en coche de Bilbao (55 minutos) y es conocido por celebrar desde hace cuatro años una marcha de montaña y una carrera de trail que cuentan con un público fiel y entregado. Son 20 kilómetros por los alrededores de la localidad, con caminos entre campos de labranza, pinares y bosques relictos de encinas. Con el atractivo añadido de que, desde el punto más alto del trazado, se puede divisar el espectacular paisaje de las lagunas de Antuzanos.

La prueba, que será el próximo 7 de julio y que forma parte del circuito provincial de carreras de montaña, es una idea impulsada por el alcalde del pueblo y varios de sus colaboradores. «Queríamos dar a conocer El Ribero y su entorno natural», cuenta Loren Castresana, de 47 años, un vizcaíno de raíces burgalesas que vive a caballo entre Barakaldo y el pequeño núcleo de población que gobierna desde hace 20 años.

La carrera discurre por caminos entre campos de labranza, pinares y bosques relictos de encinas.
La carrera discurre por caminos entre campos de labranza, pinares y bosques relictos de encinas.

El día de la prueba todo el mundo se vuelca con el evento. Hay más de 60 voluntarios en los cruces y los avituallamientos. «El cariño que entregan a los corredores y el mimo con el que se organiza todo es uno de los atractivos que hacen especial esta carrera», cuenta uno de los participantes que ha estado presente en las tres anteriores ediciones. Además, hay premios en metálico. Se repartirán más de 600 euros, repartidos a partes iguales entre las categorías masculina y femenina.

El ambiente deportivo se completa con una carrera de 600 metros para los más pequeños. Y sí, El Ribero, es una de esas citas en las que los corredores acostumbran a acudir en familia, ya que la diversión de todos está asegurada.

La marcha de montaña partirá a las ocho y media de la mañana. Los inscritos en el trail lo harán una hora después. El trazado de este año se encamina en sus primeros metros hacia Villalázara para después seguir por campos de labranza hacia Quintanahedo, donde arranca el principal escollo: una subida de casi 400 metros de desnivel hacia el Pico Bedón (1.092 metros), que no se llega a coronar por muy poco.

Parte de los más de 60 voluntarios que hacen posible la carrera.
Parte de los más de 60 voluntarios que hacen posible la carrera.

La subida es bastante dura, aunque no excesivamente larga. Pasa cerca de la pequeña y coqueta aldea de Bedón, aunque no llega a entrar en su casco urbano. No obstante conviene que los participantes conozcan una de las leyendas del entorno que les podría hacer ricos.

Cuentan en Bedón que hace unos 200 años, un hombre del pueblo que tenía mucho dinero y que portaba varias piezas de oro fue asaltado por unos malhechores. Los ladrones le dieron muerte pero no pudieron llevarse el botín. Hay una placa de piedra que recuerda el asesinato, que generó una profunda impresión en la zona. La leyenda asegura que el fallecido lanzó las monedas por los alrededores del pueblo para no entregarlas a los delincuentes y que este tesoro permanece oculto, a la espera de, quién sabe, algún corredor o paseante lo encuentre.

Tras llegar al paso conocido como 'La Peña', los marchadores y atletas emprenderán el descenso que les llevará de regreso a El Ribero, a través de algunos prados, senderos y pistas en buen estado. El paso por Loma de Montija marcará el sprint final.

 

FICHA TÉCNICA RIBERO TRAIL

 Fecha: 7 de julio

 Hora: 08.30 la marcha, 09.30 el trail.

 Kilómetros: 20,3

 Desnivel: 400 m.

 Inscripciones: www.sportmaniacs.com

 Premios: Más de 600 euros.

IV Ribero Trail.
IV Ribero Trail.