Valdegovía: En busca de la trufa

Suka observa una trufa que ha localizado en el campo./
Suka observa una trufa que ha localizado en el campo.

Una visita guiada para descubrir cómo se cultiva y localiza este esquivo hongo, en una jornada que permite disfrutar de su intenso sabor

IRATXE LÓPEZ

Un espeso flequillo le tapa los ojos pero Suka ve mejor con la nariz. Es una perra de aguas española que, gracias a su refinado olfato, se ha convertido a los cuatro años en cazadora experta de piezas peculiares: las trufas. Podrás conocerla durante la visita guiada a una trufera de la localidad alavesa de Villanueva de Valdegovía para descubrir esta delicias culinarias in situ. Comprobarás que Suka se las sabe todas, lógico después de haber aprendido desde cachorro a buscarlas. Para ella es solo un juego que comparte con su dueño; para ti formará parte de una búsqueda del tesoro culinario que te convierte en investigador por unas horas.

«Cualquier perro puede educarse para este trabajo, pero en contra de lo que parece, los perros de caza, aunque tienen excelente olfato, suelen responder a un instinto muy marcado para seguir el rastro de animales y, si olfatean alguno durante su labor, se despistan». Lo dice Jose, dueño de Suka, que ha instruido en este arte a tres canes a lo largo de quince años, primero como parte de una afición y ahora mostrando su maestría.

Queda claro, por tanto, que los perros de agua son mejores. Dóciles e inteligentes, les distingue un enorme tesón para el trabajo. Al comenzar su adiestramiento, a Suka le escondían la trufa en un entorno seguro: dentro de casa, bajo el sofá, detrás de un mueble... Después, para aumentar su experiencia, pasaron al jardín. Y cuando demostró su rapidez la introdujeron en la trufera, donde ha ido perfeccionando su habilidad, que es mucha.

Un animal afanoso

La trufera protagonista de esta cita fue plantada hace más de veinte años en el pueblo de Basabe. Un bosque rodea el terreno, lo que imprime al ambiente cierto aire natural, lejano a otros recintos diseñados con árboles en fila, preparados solo para la producción. Aquí te esperan encinas y avellanos micorrizados con el hongo de la trufa. «La que se planta y recoge es la 'Tuber melanosporum', la trufa negra, trufa del Périgord, un hongo muy valorado en la alta cocina y cada vez más utilizado a nivel casero», comenta Jose.

La jornada comienza a las diez de la mañana en la Oficina de Turismo de Valdegovía, en Villanueva de Valdegovía, punto de encuentro. Un cuarto de hora más tarde se asiste a una interesante charla sobre las características ecológicas y el cultivo de esta criadilla de tierra. Para después, de once a doce, tomar parte en el paseo guiado con demostración de recogida gracias a la perra. Sorprende el afán de Suka por sacar sobresaliente en su examen, la habilidad con la que encuentra sus objetivos. Primero olfatea el aire para después concentrarse en el rastreo de la tierra. Escarba allí donde cree que aguarda el diez. Deja su marca y, obediente a las lecciones aprendidas, permanece sentada a la espera del premio que toca por la matrícula de honor, mientras su dueño desentierra la trufa. A veces se encuentra y otras veces, al permanecer muy profunda, no llega a contemplarse. Pero solo el desarrollo y observación de esta aventura ya vale la pena.

En la memoria

El olor de la tierra que rodea las trufas es muy característico y el buscador tiene su olfato habituado a este aroma por lo que le resulta más sencillo distinguir los frutos que su can marca. Tampoco tú olvidarás ese perfume natural pues es penetrante e inconfundible, quedará en tu memoria olfativa para siempre. Una vez rellenado el agujero, acabada la peculiar caza, a las doce y media los turistas pueden apuntarse a un almuerzo en el restaurante Los Canónigos de Valpuesta. Allí degustarán pintxos de trufa variados: en cremas de verduras o legumbres, carnes o pescados, huevos trufados… Adornados siempre con este hongo aromático que todos anhelan.

Para finalizar la actividad, el asistente puede adquirir este fruto del placer fresco. Algo que podrá repetir el 20 de enero en la IV Feria Internacional de la Trufa Negra (Ribera Baja) en la que, a la espera de que se cierre el programa, se esperan conferencias, degustaciones, exhibición de búsqueda con perro y la presencia de expositores. www.feriadelatrufa.com.

Valdegovía (Álava)

Cuándo
12 y 27 enero, 9 y 24 febrero (de 10.00 a 13.30 horas).
Precio
15 € sin almuerzo, 25 € con la comida a base de pintxos hechos con de trufa fresca y vino tinto Rioja Alavesa.
Reservas
945353040 (Oficina de Turismo de Valdegovía), abierta viernes, sábados y domingos de 10 a 14 horas, (en otro horario dejar mensaje y teléfono en el contestador).
Web
www.valdegovia.com.

 

Fotos

Vídeos