Unai Gutiérrez Urkiza, un alcalde forjado en los pactos

Unai Gutiérrez Urkiza, 3º izq por arriba, alcalde de Zuia con el resto de miembros de EH Bildu de la localidad./El Correo
Unai Gutiérrez Urkiza, 3º izq por arriba, alcalde de Zuia con el resto de miembros de EH Bildu de la localidad. / El Correo

R. C.

Arrebató la alcaldía de Zuia al PNV con sólo 31 años y un gobierno en minoría. Tras ocho años al frente de un Ayuntamiento durante los que se casó (con txapela) y ha sido padre a Unai Gutiérrez Urkiza, técnico de laboratorio, se le nota ya más que bregado en la política.

Asegura que se ha forjado a fuego de acuerdos. Se congratula de haber logrado sacar adelante «casi» todos los presupuestos «con solo cuatro de once», de haber conseguido apoyo para que por fin Osakidetza les construya el nuevo centro de salud en Murgia, cabecera de esta bella comarca de once concejos y dos pueblos, que encuentra en las majestuosas Peñas de Oro su emblema natural.

Ahora «da gusto», dice, pasear por la renovada calle principal dedicada al benefactor Domingo de Sautu, con quien comparte apellido en único concejal del PP en Zuia. Unai Gutiérrez Urkiza, que ha hermanado Zuia con la localidad gerundense de Verges por el «procés», confiesa que no le ha gustado la maniobra del PNV para «hacerse con el poder». No cree que Zuia Bai sea una «confluencia», «más bien yo creo que el PNV ha fagocitado a los demás». Pero, señala, en esto de la suma de votos «tres más tres no tienen por qué ser siempre seis» y los resultados de las urnas de este 26M le dan la razón. Encabeza la lista más votada y quiere trasladar su sentimiento verde y sostenible a sus 2.300 vecinos.