Así se acelera el sector alimentario vasco

Rogelio Pozo, director del centro tecnológico Azti./Jordi Alemany
Rogelio Pozo, director del centro tecnológico Azti. / Jordi Alemany

La UE quiere potenciar 350 'startups' en los próximos siete años. Azti será una de sus mentoras

IRATXE BERNAL

Hay desafíos ante los que hay que ponerse las pilas ya. Acelerar. Individual y colectivamente. El crecimiento de la población, el cambio climático, la disponibilidad de materias primas, la movilidad sostenible… Retos ante los que Unión Europea quiere responder una manera trasversal, con iniciativas específicas que aborden cada una de estas cuestiones desde la innovación, la educación y el emprendimiento. Para desarrollar estas iniciativas, el Instituto Europeo de la Innovación y la Tecnología (EIT) ha ido lanzando convocatorias para la creación de comunidades de expertos de la materia correspondiente. Son los llamados KIC, siglas de Knowledge and Innovation Communities (comunidad de conocimiento e innovación) y en el dedicado a la alimentación, entre 50 organizaciones que cubren toda la cadena de valor, hay dos representantes vascos, Angulas Aguinaga y el centro tecnológico Azti, que ahora asume el reto acelerar diez 'startups' del sector.

«Europa ve que en determinadas áreas de conocimiento hay mucha innovación, pero ésta luego no llega al mercado. Por eso el EIT, que es quien lo supervisa todo y marca las prioridades, se ha propuesto acelerar al menos 350 empresas de base tecnológica en siete años, empresas que además sean ejemplo de lo que debe ser el emprendimiento en este sector, de hacia dónde hay que mirar», explica Rogelio Pozo, director de Azti. Esas 350 'startups' se escogen a un ritmo de 50 cada año a través de un proceso de selección, que acaba de abrir su plazo de inscripción. Las 'startups' interesadas en participar pueden ya inscribirse en el programa a través de la web www.eitfan.eu/programme hasta el 13 de marzo

En este proceso de selección puede participar cualquier firma ya constituida, con un modelo de negocio y un producto ya en mercado. Es decir, con ventas, aunque el importe de éstas no es determinante en la selección. «Ese producto puede ser un fertilizante orgánico o una 'app' para venta de comida online… La convocatoria está abierta a empresas de toda la cadena de valor y de todo el mundo, porque el objetivo del programa es promocionar lo que ya tenemos en casa, pero también atraer talento y lograr que si son escogidas empresas de fuera éstas se acaben desplazando a Europa», subraya.

Una vez seleccionadas, las empresas son asignadas a un 'mentor' que durante cuatro meses les dará asesoramiento especializado gratuito además una importante red de contactos con empresas relacionadas con su actividad, desde Nestlé a Pepsico. Después, entre las 50 se escogerá tres que recibirán 60.000 euros cada una a fondo perdido.

Barrer para casa

El año pasado ese proceso de cuatro semanas de asesoramiento se desarrolló en las sedes de tres de los socios del consorcio, pero este año son cinco. Y uno de los nuevos mentores es Azti, que espera barrer para casa y lograr que alguna de las diez empresas a las que atenderá en el proceso de aceleración se acaben quedando en el País Vasco, «si no están ya, que también nos gustaría que se presentaran empresas de aquí. De hecho, desde Azti, ya hemos ayudado a cuatro para que den el paso», apostilla.

«Las seleccionadas van a contar con expertos de cualquiera de las firmas y entidades que conforman el consorcio para revisar su modelo de negocio, para introducir mejoras en el producto o en cualquier fase de su elaboración y comercialización. Se revisará cada caso y se les dará un apoyo personalizado para captar clientes, conseguir apoyo económico… Acceder a este tipo de gente es un lujo que no está al alcance de cualquier emprendedor», subraya.

Mientras, el KIC también desarrolla iniciativas en las áreas de innovación y educación. En la primera lanzará en las próximas semanas una convocatoria para dar acogida en un programa de aceleración a emprendedores «de todas las edades»: hasta «chavales de instituto» con idea de negocio dentro del sector de la alimentación, pero aún sin plan de negocio ni sociedad constituida.

 

Fotos

Vídeos