¿Cómo se integran y compensan las rentas del ahorro en el IRPF foral?

¿Cómo se integran y compensan las rentas del ahorro en el IRPF foral?

David Pérez Basconcillos
DAVID PÉREZ BASCONCILLOS

El ahorro que un contribuyente sea capaz de generar puede, a su vez, producir rentas que, en lugar de tributar según la tarifa general del impuesto, lo harán según la tarifa de la base imponible del ahorro, menos onerosa y cuyos tipos impositivos oscilarán entre el 20% y el 25%. De cara al cierre del año, es importante considerar cuáles son las reglas de integración y compensación de los distintos tipos de rentas del ahorro.

Con la excepción de las rentas derivadas de aportaciones financieras subordinadas, participaciones preferentes o deuda subordinada, productos que tienen reglas especiales, normalmente las rentas del ahorro se dividen en dos categorías: rendimientos del capital y alteraciones patrimoniales. En cada categoría, las rentas positivas y negativas obtenidas se integran y compensan exclusivamente entre sí, sin que sea posible la compensación de rentas correspondientes a distintas categorías.

- Rendimientos del capital: intereses, rendimientos derivados de la transmisión de títulos de renta fija, dividendos que excedan del mínimo exento de 1.500 euros, rendimientos procedentes de productos de seguro y alquileres de inmuebles cuyo destino sea la vivienda habitual del inquilino.

- Alteraciones patrimoniales: se integran en esta categoría las ganancias y pérdidas derivadas de la transmisión de elementos patrimoniales, como acciones (cotizadas o no), derechos de suscripción, fondos de inversión e inmuebles.

En cada categoría, como informamos desde Garrigues, si de la integración de las distintas rentas se obtuviera en un año una cantidad neta negativa, la misma será susceptible de compensación con rentas netas positivas de la misma categoría que se obtengan en las declaraciones de los cuatro años siguientes.

 

Fotos

Vídeos