Movilización ciudadana por Blanca

Juan Cabrero (de naranja), profesor de un hijo de Blanca, entre los voluntarios que participan en la búsqueda de la exesquiadora. /Óscar Chamorro
Juan Cabrero (de naranja), profesor de un hijo de Blanca, entre los voluntarios que participan en la búsqueda de la exesquiadora. / Óscar Chamorro

Los voluntarios tratan de transmitir «esperanza» a los familiares de la exesquiadora

J. Luis Alvarez
J. LUIS ALVAREZMadrid

Varios cientos de ciudadanos, ataviados con ropa de montaña, mochila, botas y bastones, se agolpaban este lunes en torno a la base del dispositivo de búsqueda de Blanca Fernández Ochoa, en las Dehesas de Cercedilla (Madrid). A mediodía unos llegaban y otros recibían órdenes para partir hacia la montaña mientras aumentaba el riesgo de lluvia, lo que dificulta las labores de búsqueda.

Entre ellos estaba Juan Cabrero, profesor de David, hijo de Blanca Fernandez Ochoa en el instituto de Formación Profesional San Ignacio de Loyola de la localidad de Torrelodones. Junto a él, una decena de chavales devoraban un bocadillo tras el esfuerzo por la montaña. «Una de las historias bonitas sucedidas con la desaparición de Blanca es que ayer domingo los alumnos se movilizaron para participar en la búsqueda», explica Cabrero, elegido por los estudiantes dado que es profesor de la asignatura de Montaña.

Les habían asignado patear todo el valle de la Fuenfría, ruta que recorre una antigua calzada que muere a los pies del acueducto de Segovia. Tras el esfuerzo, este profesor asegura que están aquí «para compartir la esperanza, que es lo que hay que enviar a David y a su hermana». «Esperar a ver y confiar».

Pasadas las 15:30 horas regresaba el turno del dispositivo desplegado por la mañana. Los policías, guardias civiles u agentes forestales, ayudados por el escuadrón a caballo de la Policía Nacional y los perros adiestrados de este cuerpo y el instituto armado, habían cubierto las 12 rutas marcadas para el rastreo.

Los ayuntamientos de Alpedrete y Cercedilla ofrecieron unos 500 bocadillos a los voluntarios y miembros del dispositivo de búsqueda, en tanto que Aguas de Madrid se encargó de la hidratación.

Por la tarde los perros volvieron a varios puntos que habían marcado como posibles pistas, mientras que los especialistas de montaña subieron a los Siete Picos, pese a la tormenta que comenzaba a descargar gotas sobre las zona.

Las fuerzas de seguridad han realizado un llamamiento para que todos aquellos voluntarios que quieran participar en el dispositivo de búsqueda de Blanca se dirijan al Ayuntamiento de Cercedilla. Especial hincapié hacen en que estas personas estén habituadas y preparadas a la media y alta montaña.