Urko Vera se enrola en el Oldham inglés

Urko Vera, en su presentación en el club inglés./
Urko Vera, en su presentación en el club inglés.

El nuevo técnico del Cluj, líder de la Primera rumana, no contaba con el vizcaíno y estaba apostando más por otros nuevos fichajes

JAVIER BELTRÁN

El hasta ahora 9 del Cluj, líder de la Primera rumana, Urko Vera, de 31 años, estaba en la parrilla de salida en el mercado este enero. Tras rescindir su contrato, que expiraba a final del curso, se enrola en el fútbol británico. «Volver al Athletic es algo que sueñas muchas veces», lanzaba hace unas semanas después de que Aitor Elizegi le llegara a mencionar en plenas elecciones. El Oldham inglés, que milita en la League Two, es el equipo que ha apostado fuerte por el potente ariete bilbaíno, con el que ha firmado tras cumplimentar un último documento que ha dilatado la operación. Se compromete solo hasta el 30 de junio para estar libre en esa fecha.

En el Cluj no contaba para el nuevo entrenador, apostando más por otros nuevos fichajes. En el trasfondo sobrevolaba una alta ficha que quería liberar el club rumano. Psicológicamente estaba fuerte, entrenaba duro para estar preparado para cuando le tocase dar un paso al frente, como ahora se asoma. Había estado de vacaciones en Navidad por Bilbao disfrutando de su hija y su familia a la espera de despejar su futuro. Ahora se enrola en Oldham, ciudad ubicada en el condado de Gran Manchester, en el noroeste de Inglaterra.

En su hoja de servicios aparecen Athletic, Eibar, Mirandés, Alcorcón, Hércules, Ponferradina, Corea del Sur y Osasuna antes de su escala de dos temporadas en Rumanía. En España había rechazado ofertas de Segunda División y de Segunda B. Su lema sigue vigente: pelear, luchar y competir para seguir marcando goles en el Oldham Athletic. Ya en 2015, en las filas del Mirandés, ojeadores de la Premier le siguieron en directo junto a Igor Martínez, con Carlos Terrazas en el banquillo. Su excompañero en el Eibar, Jota Peleteiro, el canario Ayoze y el ahora armero Kike García ya probaron suerte. El Oldham es un destino donde fusionarse con el fútbol inglés.