¿Su respuesta? vs ¿Mi respuesta?

«El gran compromiso del sí comienza con crear un espacio personal para entrenar el músculo más fuerte que despierta la energía en todos los demás:la consciencia»

La mente genera dudas que el deportista debe resolver /AGENCIAS
La mente genera dudas que el deportista debe resolver / AGENCIAS
Iciar García Peña
ICIAR GARCÍA PEÑA

¿Qué me pasa? Tanto tiempo entrenándolo y no lo consigo. Ni la disciplina, ni el esfuerzo, ni la exigencia son capaces de hacer que lo consiga. Antes sí lo conseguía, o al menos, eso pensaba. Ahora no. Este puede ser un motivo para empezar este entrenamiento de la persona.

No olvidemos que dentro del deportista existe una persona que ha vivido diferentes experiencias y que las ha procesado de manera diferente a otras de su equipo, que ve el mundo desde un mapa distinto al mío, que siente a «su manera», que tiene familia, trabaja, y … un sinfín de circunstancias más.

Retomemos la frase con la que terminaba el artículo anterior. «Solo podemos gestionar aquello de lo que somos conscientes». Su significado es muy profundo pero, a la vez, sencillo. «Darme cuenta» posibilita poder identificar qué me está pasando ahora y la consiguiente posibilidad de elegir luego, qué hacer con eso. Incluso, no hacer nada, dejarlo pasar, también es una elección personal.

Este entrenamiento comienza con un «sí». Un sí que implica querer, confiar, comprometerse, estar abierto a nuevas maneras de pensar, de relacionarme, de comportarme, de practicar deporte.

El gran compromiso del sí comienza con crear un espacio personal para entrenar el músculo más fuerte que despierta la energía en todos los demás. El músculo de la consciencia. Existen muchos caminos para entrenarlo. Os iré proponiendo algunos para que podamos experimentarlos. Lo interesante de este primer entrenamiento es la frecuencia más que la duración. Entrenamientos para crear un espacio personal en el que poder ir sacando de dentro de mí, respuestas a preguntas que son esenciales para poder luego gestionarlas.

Las respuestas no las tienen nuestros grandes ídolos, no están en los grandes documentales o en los libros… Ahí, podremos encontrar inspiración, frases de motivación, ilusión…. Otro tipo de energía. Las respuestas que necesitamos, están dentro de mí, no están fuera. Las suyas no nos sirven. Encontrarlas, experimentarlas abre la posibilidad de comprender qué cosas nos pasan, cómo reaccionamos, a qué estamos dando importancia……

Este entrenamiento de la persona empieza con la pregunta ¿qué no estoy consiguiendo…..? Os propongo; coger un cuaderno y un lápiz con goma. Durante estos días iremos apuntando esas cosas que no conseguimos. Las leeremos en diferentes momentos, en esos espacios que nos damos para entrenar nuestro músculo más fuerte e iremos modificándolos hasta que al leerlos, sintamos que son nuestras.

Algunas respuestas que yo me he ido dando han sido: no encontrar tiempo para entrenar cuando antes lo encontraba, no conseguir disfrutar de una prueba que tanta ilusión me hacía, no compartir con mis amigas el miedo que siento al bajar en bici el puerto de Zaldiaran, momentos de impotencia cuando no soy capaz de seguir los pies de Ramón en la piscina…

El objetivo es que esas respuestas expresen lo que está en nuestro interior. Todo empieza por aquí…… y poco a poco, le iremos dando forma, organizándolo. Este entrenamiento no se guía por un cronómetro ni por la velocidad. Este entrenamiento tiene su propio ritmo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos