La alavesa Lourdes Oyarbide, campeona de España de ciclismo en ruta

Oyarbide levanta los brazos en la meta de Lorca./EFE
Oyarbide levanta los brazos en la meta de Lorca. / EFE

La ciclista de Egino se cuelga la medalla de oro tras una espectacular fuga por delante de Irene Méndez y Mireia Benito

Jon Aroca
JON AROCA

La alavesa Lourdes Oyarbide logró este sábado una gesta al colgarse el oro en la categoría élite de ciclismo en ruta en los Campeonatos de España que se disputan en Murcia. Histórico, tanto por el hito como por la forma. Aguantó, puro tesón, una escapada de más de treinta kilómetros ante el empuje de sus rivales para hacerse con un triunfo glorioso. Su cara de satisfacción en la meta lo reflejaba bien.

Oyarbide (Movistar) culminó el trazado, de 108,4 kilómetros, en 3.08.48. Terminó por delante de Irene Méndez (Riomiera- CC. Meruelo) y Mireia Benito (Massi-Tactic), que se quedaron a 26 segundos y 1.14 minutos de la deportista de Egino, respectivamente. «Ha sido una sorpresa porque no me encontraba tan bien. Teníamos un equipazo y queríamos las tres plazas del podio. Muy feliz, no me lo esperaba», aseguró tras el triunfo.

La prueba, que arrancó superadas las 16.30 horas, estuvo marcada por las sofocantes temperaturas que ya desde primera hora de la mañana condicionaron la jornada. Movistar demostró su consistencia y puso su sello en la prueba, que lideró durante muchos momentos. Sólo Mireia Benito e Irene Méndez pudieron mantener el ritmo de las azules hasta colgarse las medallas después de aguantar el arreón final de algunas de las favoritas. Cuatro de las diez primeras llevaron el maillot de la marca del grupo Telefónica.

Tras la igualdad de los primeros kilómetros, con un nutrido grupo de corredoras que se daban la alternativa, Oyarbide rompió la carrera superado el kilómetro 70, en la cabecera de la subida a la Santa de Totana. Antes, varias ciclistas habían pagado el esfuerzo y el calor hasta descolgarse.

La alavesa aguantó los ataques de varias de ellas y pudo mantener una distancia constante, aunque no definitiva, con la pareja de perseguidoras. A falta de veinte kilómetros para la línea de meta marchaba cerca de treinta segundos por delante de Benito y Méndez, que perseguían y aguantaban en el podio, pero no conseguían recortar distancias. De más de dos minutos era el trecho con sus dos compañeras de Movistar, la vigente campeona Eider Merino y Sheyla Gutiérrez, que la víspera había ganado la crono.

Méndez y Benito junto a la campeona Oyarbide, en el podio.
Méndez y Benito junto a la campeona Oyarbide, en el podio. / EFE

El terreno más llano de los últimos kilómetros facilitó el camino a la de Egino, que consiguió consolidar la ventaja sobre sus dos perseguidoras antes de la subida definitiva, a cinco kilómetros de la meta. Incluso, aumentó el trecho hasta los 45 segundos. Méndez se escapó de Benito hasta asegurar el segundo puesto, aunque sin piernas para atrapar a la alavesa, que cerró la victoria en el circuito urbano de Lorca con 26 segundos de margen.

Merino y Gutiérrez lograron reducir diferencias, pero sin hacerse con un hueco en el disputado podio final. Cuarta fue la de Balmaseda, a más de un minuto del tercer cajón. Gutiérrez, sexta, finalizó 3:40 por detrás de Lucía González, a tres minutos de Oyarbide. «La idea era tener siempre por delante al mayor número de chicas del equipo. No me veía lo suficientemente fuerte para aguantar en el puerto largo y he decidido saltar antes para entrar delante y esperar que alguna pudiese alcanzarnos. La distancia ha sido grande al final. Ha sido un gran trabajo de todo el equipo», celebró.

Primera alavesa

El triunfo culmina un fin de semana extraordinario para la alavesa. Este viernes ya se quedó a las puertas de la victoria en la contrarreloj, donde se colgó la plata por detrás de Sheyla Gutiérrez. No es un doblete, pero el oro y la plata saben ambos como dos hitos que perdurarán en su memoria.

Oyarbide se convirtió, además, en la primera alavesa en hacerse con el campeonato de España de ciclismo en ruta. Raquel Aberasturi se quedó a las puertas en la edición de 1990, que terminó con victoria de Conchita Carbayeda. Oyarbide se une, además, al nutrido grupo de vascas que han logrado subirse a lo más alto. Como lo hizo Eider Merino el año pasado. También como Joane Somarriba, Izaskun Bengoa, Eneritz Iturriaga o Leire Olaberria, que hicieron historia.