'La Dama de Hierro' y la batalla de los libros

Margaret Thatcher. /Reuters
Margaret Thatcher. / Reuters

Cuatro décadas después de la llegada al poder de Thatcher, las novelas de David Peace o Thomas B. Reverdy iluminan la época

Álvaro Soto
ÁLVARO SOTOMadrid

Todo comenzó hace 40 años. El 3 de mayo de 1979, Margaret Thatcher (Grantham, 1925-Londres, 2013) ganó las elecciones en Reino Unido y se convirtió en la primera ministra británica. 'La Dama de Hierro' estuvo una década en el poder, pero la huella que dejó en el Reino Unido, y en todo el mundo, se sigue apreciando hoy en día: la relación entre su país y la Unión Europea (convertida ahora en el diabólico 'brexit'), el desmantelamiento del Estado del bienestar, la desigualdad, la pobreza infantil, el debate sobre si hay que poner límites al liberalismo, son asuntos que ella introdujo en la agenda y que siguen sobre la mesa. Pero a la vez, durante su mandato, la rabia contenida de la parte de la sociedad (concepto del que ella siempre renegó) que se vio relegada encontró en el arte y, en concreto, en la literatura, una buena vía de escape. Nuevas publicaciones y reediciones ponen otra vez el foco en el periodo histórico bautizado como 'thatcherismo'.

«Fue un periodo de grandes cambios políticos económicos, sociales y culturales en el que el país se modernizó», explica Alfredo Crespo, profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad Nebrija. «Y, en líneas generales, Thatcher tuvo el apoyo de la población. Hay que recordar que ganó por mayoría absoluta en tres ocasiones y que sólo se marchó después de que un sector de su partido cuestionara su política hacia la Comunidad Económica Europea», agrega Crespo.

Acaba de llegar a España 'El invierno del descontento' (Alianza de Novelas), de Thomas B. Reverdy. La obra, con la que el autor consiguió el Premio Interallié 2018 de la Prensa Francesa y que fue finalista del Goncourt, relata las vicisitudes de una joven aspirante a actriz de teatro que ensaya el Ricardo III de Shakespeare y que vive en primera persona el ascenso de Thatcher al poder en esos turbulentos meses de 1979, un periodo que la prensa bautizó como 'el invierno del descontento', en los que Gran Bretaña pareció estar al borde del abismo.

«Aquello fue un cambio de paradigma y ese ambiente es lo que me interesaba explorar», dijo Reverdy hace unas semanas en Málaga, donde presentó su novela. «Antes de ser la 'Dama de Hierro' fue un personaje divertido y moderno, aunque conociendo su actuación y sus recortes es difícil ser neutro», recordaba el autor, que no cree que el legado de Thatcher sea eterno. «Dentro de cuarenta años no nos acordaremos de Thatcher, pero sí de Shakespeare porque el arte siempre sobrevive», subraya.

Las consecuencias del 'thatcherismo' en las clases media-baja y baja de la sociedad británica han sido objeto de análisis en decenas de libros. 'Chavs', del escritor británico Owen Jones y publicado por Capitán Swing, es ya un clásico. «En sólo una década, el 'thatcherismo' cambió completamente el modo en el que se veía la clase. Se adulaba a los ricos. Los pobres o desempleados solo podían culparse a sí mismo. Los pilares tradicionales de la clase obrera británica se habían hecho añicos», escribe Owen.

En esa línea, y en la misma editorial, aparece ahora 'Safari en la pobreza. Entender la ira de los marginados de Gran Bretaña', del rapero Darren McGarvey (de nombre artístico Loki), obra con la que ganó el Premio Orwell 2018 y en la que denuncia el caldo de cultivo que luego ha derivado en fenómenos como el 'brexit' o el aumento de la violencia en las ciudades británicas.

Dos hechos marcaron la década de gobierno de Margaret Thatcher. En política exterior, la guerra de las Malvinas. Dentro del país, la huelga de mineros de 1984, que a punto estuvo de paralizar Gran Bretaña. La mejor novela de la época fue 'GB84', de David Peace, que el año pasado fue reeditada por Hoja de Lata. «El enfrentamiento de Thatcher contra los mineros fue una guerra y la última batalla para frenar lo que ha venido después, de lo que el 'brexit' es sólo otro capítulo», aseguró el autor en el pasado festival BCNegra.

La novela de Peace, dura en el fondo y tambien en la forma (frases breves, cortantes, personajes llenos de aristas), es un testimonio de aquel conflicto con un claro enfoque favorable a los mineros. También lo es el ensayo 'El enemigo interior', del periodista Seumas Milne, publicado por Alianza Editorial. 'El enemigo interior' es el nombre que dio Thatcher a los sindicatos mineros, una metáfora que no deja lugar a dudas del enconamiento que se vivió en aquellos días en Gran Bretaña. Aquí, Milne hace un repaso de la estrategia utilizada por la primera ministra para destruir a los sindicatos, con la aquiescencia de los servicios secretos y de la prensa sensacionalista de derechas.

«Treinta años más tarde, las secuelas de la huelga de los mineros todavía se perciben en Gran Bretaña [...] Un conflicto que enfrentó al sindicato más poderoso y politizado del país contra una administración gobernada por la derecha más dura y conservadora, empeñada en una venganza de clase y dispuesta a arrasar en ella las zonas industriales y el sector de la energía del país, sin reparar en los costes. Todo ello convulsionó Gran Bretaña, convirtiendo a las comunidades mineras en territorios ocupados», resume Milne.