El armario de… la 'instagramer' Beatriz Urigoitia: «Lo más caro son los 'Manolos' de mi boda»

Beatriz Urigoitia coge una prenda de su armario./
Beatriz Urigoitia coge una prenda de su armario.

Esta duranguesa de 35 años se siente «muy a gusto con una camiseta blanca y unos vaqueros», aunque reconoce ser una apasionada de los complementos: «No me importa pagar doscientos euros por un pañuelo de Gucci o una bandana de Louis Viutton»

Virginia Melchor
VIRGINIA MELCHOR

Beatriz Urigoitia se ha pasado toda su vida a dieta en busca del «cuerpo soñado». «Tengo una familia con genética de hueso ancho y la he heredado», cuenta con humor. Así que esta duranguesa de 35 años se obsesionó desde pequeña con alcanzar lo que ella consideraba unas medidas perfectas: «tener 1,80 de altura, la talla 36 de todo (zapato incluido) y cintura de avispa». Y a pesar de que detestaba el deporte, pensó que haciendo ejercicio alcanzaría ese ideal de belleza, pero se frustraba al comprobar que no obtenía los resultados esperados.

Su vida cambió el día de su 30 cumpleaños, cuando su prometido le regaló un bono de entrenamiento personal. Desde entonces, se aficionó al deporte y decidió cambiar de hábitos. Una experiencia que comenzó a relatar en su blog 'Algo pasa con Uri'; y que ahora cuenta en su primer libro, 'Soy más que una talla', en el que comparte su historia y da consejos para que aquellas personas que están cansadas de vivir a dieta aprendan a llevar una vida activa y saludable.

Aunque para muchos Beatriz Urigoitia es Bei Uri (@bei_uri), como se hace llamar en Instagram, donde tiene más de 63.000 seguidores. En su cuenta en esta red social, además de publicar sus rutinas deportivas, parodia las poses imposibles de las famosas en las fotos y cuelga los looks diarios que lleva a la oficina. Y es que esta ingeniera industrial que vive desde hace una década en Madrid, -donde trabaja en una importante compañía eléctrica-, es una gran aficionada a la moda.

-¿Armario o vestidor?

-Tengo un armario de cuatro puertas en mi habitación, que comparto a medias con mi novio. Una cómoda de cuatro cajones solo para mí, él tiene otra; y he convertido una segunda habitación en un vestidor.

-Tiene que ser una locura escoger qué ponerte entre tanta ropa.

-No creas, casi siempre sé lo que me voy a poner. Si trabajo de mañana, me saco la noche anterior dos o tres conjuntos por si con uno de ellos no me veo bien. Así cuando me levanto no tengo que pensar, lo tengo todo programado.

-Te arreglarás rápido entonces…

-Súper rápido, soy muy organizada. Me hago tres ondas en el pelo con la plancha, me maquillo con una mano, con la otra me lavo los dientes…en quince minutos estoy lista, verídico.

-¿Y a qué huele tu armario?

-A unos jabones de toda la vida que compro en la farmacia. Son de lavanda, de cítricos…lo bueno es que en Madrid, al no haber humedad, la ropa no coge olor.

-¿Con qué prenda te sientes más identificada?

-Siempre me he sentido muy a gusto con una camiseta blanca de algodón y unos vaqueros.

Beatriz Urigoitia cuelga en Instagram los looks que lleva a la oficina, parodia a las famosas y comparte su rutina de entrenamiento.

-Dicen que esa combinación nunca falla, pero seguro que te has comprado alguna prenda demasiado arriesgada que luego al ponértela has pensado: «¡a dónde voy yo con esto!»

-Sí, me compré hace tiempo un vestido sudadera de Nike que me encantaba, de hecho, yo decía que me iba a casar con él. Era una sudadera gris de manga corta que por detrás tenía una falda blanca plisada con puntilla y dejaba la espalda al descubierto. Era una cosa loca y me costó carísimo, unos 300 euros. Mis amigas me dijeron que si me casaba con eso lo quemaban antes o no venían a mi boda.

-¿Es lo más caro que tienes en tu armario?

-No, son los zapatos de mi futura boda, que cuestan casi 1.000 euros. Los famosos 'Manolos' azules que lleva Carrie Bradshaw en 'Sexo en Nueva York'. Me los dio Rubén en casa el día de mi 35 cumpleaños para pedirme matrimonio.

- ¿Y acertó?

-Con la talla sí, pero los he llevado a la tienda para que en vez de siete centímetros tengan nueve. Total, son incomodísimos…eso sí, luego me los cambiaré por unos más cómodos.

-¿Y tú sueles darte algún capricho?

-En lo que más dinero gasto es en pañuelos y cinturones, que los compro buenos. No me importa pagar doscientos euros por un pañuelo de Gucci o una bandana de Louis Viutton.

Beatriz Urigoitia posa con una original camiseta con la palabra 'Aupa' en la parte delantera y 'Agur' en la trasera.
Beatriz Urigoitia posa con una original camiseta con la palabra 'Aupa' en la parte delantera y 'Agur' en la trasera.

«Llevo la ropa que no me pongo a casa de mi suegra»

-¿Hay mucha marca en tu armario?

-No, cosas muy puntuales, sobre todo, complementos. Eso sí, prefiero comprarme un bolso de Sandro que me guste que uno de Louis Vuitton que lleva todo el mundo igual. Pero la mayor parte de mi ropa es de Zara, para mí un mal día de compras es cuando voy y no encuentro nada.

-¿Y qué haces con la ropa cuando ya no te la pones?

-Cuando una prenda no la he usado en los dos últimos años va fuera. Lo voy metiendo todo en cajas y lo llevo a casa de mi suegra. Y ella ahí hace el reparto entre mis cuñadas, las hermanas de Rubén…

-¿Hay que tener mucha ropa para ser una buena instagramer de moda?

-Yo creo que no, hay que tener gracia para ponérsela. Saber combinar y reinventar las prendas que tienes, porque no puedes estrenar o ir de compras todos los días.