Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49.95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos

«¡Pablo, lo hemos conseguido!»

Pablo narra su experiencia./Facebook
Pablo narra su experiencia. / Facebook

Los dos montañeros de Zalla logran su sueño de dar voz a los enfermos de ELA y «compartir» cima en el monte Vinson, separados el uno del otro por 17.200 kilómetros

Sergio García
SERGIO GARCÍA

Cualquiera que pasara la noche del miércoles frente a la casa de Pablo Olmos, en Zalla, podía muy bien pensar que la Navidad se había adelantado. Él y su mujer, Conchi, vibraban de emoción con lo que en ese momento estaba ocurriendo a 17.200 kilómetros de distancia. El desencadenante era un sencillo SMS enviado por Unai Llantada desde la cima del monte Vinson, con 4.892 metros, el punto más alto de la Antártida: «¡Pablo lo hemos conseguido! Dar Dar en la cumbre».

 

Fotos