Fomento retrasa la instalación de pantallas acústicas en Basauri

Vista de un tren a su paso por la estación de Bidebieta. / E.C.
Vista de un tren a su paso por la estación de Bidebieta. / E.C.

El Ministerio de Fomento responde al popular Leopoldo Barreda que «licitarán el proyecto donde se definirán las medidas» a tomar

LEIRE PÉREZ BASAURI.

Ha pasado casi un año desde que la presidenta del PP en Bizkaia, Raquel González, anunciase la construcción por parte de Adif de «dos kilómetros» de pantallas acústicas en el Kalero y San Miguel. Sin embargo, el proyecto se quedó sin materializar con el cambio de gobierno en Madrid y de momento se desconoce la fecha en la que se ejecutará, en el caso de que se respete el esquema inicial.

En contestación parlamentaria al diputado popular Leopoldo Barredae el Ministerio de Fomento ha asegurado que está «previsto licitar la redacción del proyecto de protección acústica, donde se definirán las medidas correspondientes». No se ha dado mayor detalle de la intervención, ni si se va a respetar la idea original. No obstante, se reconoce a Basauri como una «zona de alta prioridad» por lo que se «requerirá la implantación de medidas de protección acústica», señalan en el escrito al que ha tenido acceso El CORREO. Mientras tanto, los residentes en la zona seguirán sufriendo en algunos momentos del día «más de 80 decibelios», una realidad que se ha constatado en el mapa de ruidos encargado por el Ayuntamiento de la localidad.

Para ejecutar la instalación de pantallas acústica de cuatro metros de altura, 1.200 metros de longitud en el Kalero y 800 metros más en San Miguel, se reservó un millón de euros de los presupuestos del último mandato de Mariano Rajoy y que contaron con el visto bueno del PNV. La propia responsable popular vizcaína, Raquel González, acudió al barrio del Kalero a anunciar un proyecto que mitigaría los ruidos que provoca el trasiego de «entre 250 y 300 unidades al día».

El portavoz del PP, Gabriel Rodrigo, recordó que mitigar los prejuicios que ocasiona el tren era «una apuesta de su partido en Basauri y en Bizkaia, un compromiso que adquirió personalmente Alfonso Alonso con los vecinos y que cumplió». «Si los vecinos de El Kalero y San Miguel no tienen hoy pantallas acústicas será por culpa del PNV y del PSE», lamentó.

El ruido no es la única reivindicación de aquellos que residen en este entorno. La falta de seguridad en este punto incluso ha llevado al Ayuntamiento a enviar varios requerimientos a Adif. El año pasado finalmente instaló un nuevo sistema de seguridad con el que puso fin a las averías que se producían en el lugar y que dejaron numerosas ocasiones alarmantes al circular convoyes mientras las barreras de seguridad estaban levantadas.

Así, se colocó un sistema de pedales, un equipo electromagnético al que no se le escapa la presencia de un vagón y que «sin margen de error» garantiza la «activación de las barreras con antelación a que el ferrorcarril discurra por el lugar», explicaron entonces. De paso se renovó el sistema eléctrico.