Este contenido es exclusivo para suscriptores

Todo el contenido de EL CORREO desde 4.95€ al mes. Disfruta sin límites

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos
El Bilbao de Luis Gómez

Siéntate en mi banco

Xabier y Faustine esperan su pedido de sushi, /Luis Gómez
Xabier y Faustine esperan su pedido de sushi, / Luis Gómez

Los asientos son los 'nuevos felpudos'. Dan la bienvenida en numerosos bares, restaurantes y comercios de Bilbao. Pero qué difícil es encontrarlos libres a según qué horas

Luis Gómez
LUIS GÓMEZ

Para la noche y el día. Para barrios pijos y otros con menos glamour. Para disfrutarlos en solitario o en compañía. Para tomar un respiro, unas rabas, un vino o un buen gin-tonic. Para entregarse a la lectura o matar el tiempo jugueteando con el móvil. Para dar carrete a conversaciones profundas y otras, claro está, más intrascendentes. Para cotillear. O para lo que algunas parejas crean oportuno, mientras esperan una ración de sushi para llevar a casa. Para eso y muchas más cosas se crearon los bancos. No hablamos de aquellos donde gestionan y descansan nuestros dineros. Sino los que permiten acomodar nuestras posaderas o tomar el sol en este marzo más primaveral que otoñal. Los bancos son el 'nuevo felpudo'. Nos dan la bienvenida en muchos bares, restaurantes y comercios de Bilbao.

Temas

Bilbao