Miles de personas dan la bienvenida a la Línea 3

Numerosos usuarios han atestado las nuevas estaciones./
Numerosos usuarios han atestado las nuevas estaciones.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha presidido la inauguración del nuevo trazado del suburbano, que desde las 12.02 horas une Matiko con Kukullaga, en Etxebarri. Atrás quedan siete años de obras y una inversión de 279 millones

JOSU GARCÍA

La Línea 3 ya es una realidad. Y miles de personas han querido acercarse esta mañana a verlo. Los andenes y las nuevas estaciones están atestados desde que el servicio se ha puesto en marcha, dos segundos después de las doce. Los usuarios, que han acudido en masa animados por la curiosidad y por el hecho de que hoy los viajes son gratis, todavía tratan de orientarse en estos espacios recién estrenados y buscan con la mirada los carteles que pueden sacarles de dudas. Un poco perdidos, pero entusiasmados en este día de estreno, tienen la sensación de estar viviendo un momento para recordar. De hecho, fuera de las estaciones, las cámaras de los móviles llevan toda la mañana echando humo. La emoción es comprensible: hoy el metro vuelve a crecer con su expansión hacia los barrios altos de Bilbao.

El lehendakari, Iñigo Urkullu, tampoco podía ocultar tu satisfacción. Sobre las 11.30 ha inaugurado el trazado que conecta Matiko y San Antonio de Etxebarri en un acto oficial celebrado en la estación de Otxarkoaga. Urkullu ha destacado «la colaboración institucional» que permite a Euskadi «avanzar». En ese sentido ha asegurado que el metro es «un ejemplo» de progreso. «Tenemos que trabajar juntos por el bien del país», ha asegurado.

Al acto ha acudido también el diputado general, Unai Rementeria, que ha subrayado el esfuerzo de inversión económica realizado por los vizcaínos (el ente foral ha aportado la mitad de los 279 millones que ha costado el proyecto).

Por su parte, el alcalde de Bilbao, Juan María Aburto, ha calificado de «histórico» el día de hoy. El regidor ha hecho hincapié en la mejora de la movilidad que supone la apertura del nuevo ramal y en la eliminación de la trinchera del antiguo tren que llegaba del Txorierri, ahora soterrado.

El acto ha sido muy emotivo. Urkullu ha recordado a Enrique Borja, el único trabajador que murió durante la construcción de la Línea 3. Además , el lehendakari ha tenido palabras para condenar los últimos ataques yihadistas en Europa y se ha referido a ETA antes de pedir un minuto de silencio por todos los asesinados por el terrorismo. A la inauguración ha acudido el cónsul de Suecia en Bilbao.

Siete años de obras

La infraestructura ve la luz tras más de siete años de obras. El ramal -5,88 kilómetros que recorren Uribarri, Zurbaranbarri, Txurdinaga y Otxarkoaga- tiene siete estaciones y atenderá a una población de 70.000 personas.

Es la primera línea no gestionada por Metro Bilbao, la sociedad que ha tutelado el avance del suburbano desde 1995. En este caso, las instituciones se han decantado por EuskoTren como operador. En realidad, la Línea 3 cubre un trazado mucho más largo: el que va desde Lezama hasta San Sebastián, aprovechando el ferrocarril de vía estrecha del Gobierno vasco.

El centro neurálgico es el intercambiador del Casco Viejo, la estación de nueva construcción que sustituye a San Nicolás. La terminal, cuyo nombre oficial es Zazpi Kaleak/Casco Viejo es el punto donde los usuarios pueden pasar de un ramal a otro. No tienen que pagar otro billete para hacer transbordo. Es decir, un pasajero se puede trasladar desde Deusto hasta Otxarkoaga sin aumento de precio. Los viajes son gratuitos durante toda la jornada de este sábado para celebrar la inauguración.

A todos los efectos, las siete paradas de la Línea 3 (Matiko, Uribarri, Casco Viejo, Zurbaranbarri, Txurdinaga, Otxarkoaga y Kukullaga, en San Antonio de Etxebarri) forman parte de la red de metro, lo que ha obligado al Consorcio de Transportes de Bizkaia (CTB) a llevar a cabo una profunda transformación en los tipos de abonos temporales existentes. Los trenes circulan cada siete minutos y medio.

Protestas

Poco después de que el lehendakari abandonara la estación de Otxarkoaga y cuando aún quedaban algunas autoridades en el lugar, un grupo de ciudadanos ha irrumpido en la terminal para exigir la continuidad del metro hasta Galdakao. Estas personas portaban camisetas y carteles demandando la Línea 5. A ellos se han unido varios vecinos de Zurbaranbarri , que exigen más ascensores para acceder a la línea recién estrenada.

Y, por último, varios jóvenes han denunciado «el tarifazo» que ha supuesto la integración de los billetes . Han gritado «metro sí, tarifazo no» . Y han asegurado que ahora tendrán que pagar «un 40% más de lo que antes abonaban».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos