Vitoria inicia los trámites para excavar en el convento de San Francisco y abrirlo al público

Los restos del convento, ubicado en un patio interior de la calle San Francisco. /Igor Aizpuru
Los restos del convento, ubicado en un patio interior de la calle San Francisco. / Igor Aizpuru

El Ayuntamiento toma el testigo de la sugerencia lanzada por los expertos, convencidos de que las ruinas del monasterio «traerán sorpresas»

Iosu Cueto
IOSU CUETO

Vitoria ha dado este viernes el primer paso para investigar y poner en valor los restos de su convento 'invisible'. Se trata del desaparecido monasterio de San Francisco, que se levantó en el entorno de la actual Subdelegación del Gobierno de Olaguíbel y que fue derribado en los años 30. Los intereses inmobiliarios prendieron la dinamita que voló una iglesia gótica y dos claustros, aunque los expertos de la UPV, liderados por el catedrático Agustín Azkarate y el arqueólogo Ismael García-Gómez, iniciaron hace años una particular cruzada para poner en valor aquella construcción y desenterrar sus secretos. «Traerá sorpresas. El lugar tiene una potencialidad brutal», aseguraron el domingo en EL CORREO.

Dado que los restos solo son accesibles a través de un patio de manzana cerrado al público, muchos vitorianos jamás han visto este «tesoro», como lo denominó este viernes la edil de EH Bildu Ane Aristi. Su grupo presentó una moción que fue completada por el Gobierno municipal y que logró el respaldo de toda la Corporación. En esencia, el texto plantea «consolidar» los restos que siguen en pie -en la actualidad solo se conserva parte de la capilla de la Magdalena- para abordar la posterior investigación arqueológica. Eso sí, esta última solo podrá producirse con el concierto de los propietarios, lo que obligará a realizar gestiones con los gobiernos central y vasco, así como con la Diputación.

Este último matiz es relevante, y más después de que la concejala de Urbanismo, Itziar Gonzalo, reconociera que los técnicos de su departamento encontraron el año pasado datos «que podían revelar una estructura de la propiedad compleja y desagregada que ha obligado a hacer ciertas investigaciones en curso que se han remontado hasta 1865».

Reforma

Una vez se aclare la titularidad y si el patio interior es accesible, el Ayuntamiento intentará difundir el valor de los restos mediante visitas guiadas. El Gabinete Urtaran pretende dar luz verde a este proyecto incluyéndolo en la segunda fase de reforma del entorno del Banco de España, cuyo primer ciclo arrancará en primavera y durará un año. La concejala socialista Isabel Martínez agregó que el Gobierno está «convencido» de que esta manzana «tiene una historia maravillosa por descubrir».

Por otro lado, el pleno ha aprobado también una moción a favor de «consolidar» el palacio de Escoriaza Esquível del Casco Medieval, de titularidad municipal, para impulsar proyectos «en beneficio de la ciudad». EH Bildu, Podemos e Irabazi votaron en contra al exigir sin éxito que se blindara el uso público del edificio.