Ribera Baja, único pueblo en Álava en sumar deuda viva

Fachada del Ayuntamiento de Llodio./Sandra Espinosa
Fachada del Ayuntamiento de Llodio. / Sandra Espinosa

El crédito solicitado para una ampliación de capital le sitúa con 50.000 euros de déficit «pese a que tenemos unas cuentas saneadas»

Juan Carlos Berdonces
JUAN CARLOS BERDONCES

Además del particular caso de Vitoria y su evolución de la deuda viva de un año para otro, sí hay otro municipio en el territorio alavés que ha incrementado sus números rojos con las entidades financieras durante 2017. Se trata de Ribera Baja, que se endeudó en 50.000 euros -partía de cero- con un préstamo solicitado para hacer frente a una ampliación de capital en una sociedad de la que el Ayuntamiento forma parte.

«En lugar de acudir a nuestra tesorería, tomamos la decisión de separar las partidas y pedir un crédito, efectivamente de 50.000 euros», reconocen portavoces del Consistorio liderado por el PNV -engloba a los pueblos de Rivabellosa, Rivaguda, Igay, Manzanos, Melledes y Quintanilla de la Ribera-. Pero «desde hace cuatro años cerramos los ejercicios con superávit. En el último la liquidación fue de 600.000 euros en positivo, después de haber hecho un desembolso de 300.000 para comprar un terreno», añaden las mismas fuentes.

Llodio, la segunda población con más habitantes de Álava, se ha sumado al grupo de localidades con deuda viva a cero al cierre de 2017. Aunque también en este caso existe cierta discrepancia entre los dirigentes municipales y el Ministerio de Hacienda en cuanto a los datos, porque en el anterior informe le 'asignaban' al Ayuntamiento llodiano una morosidad con los bancos de 74.000 euros, que ahora ha desaparecido. «Si nosotros no contratamos préstamos ni financiación externa desde los años 90», dicen en el Consistorio.

En la relación de municipios sin este tipo déficit también se incorpora en esta ocasión Aramaio; en total hay 24. Localidades como Asparrena, Amurrio u Oion han conseguido en 2017 reducir en más de un 40% esa deuda contraída por créditos, y también es relevante el caso de Salvatierra, después de Vitoria el ayuntamiento más moroso. En un año ha rebajado la cifra en 678.000 euros.

El informe del Ministerio recoge asimismo la deuda con los bancos de 75 entidades locales menores de Álava, que suman en total 1,96 millones de euros pendientes de pago. El concejo de Bóveda, en Valdegovía, tiene la cantidad más alta (208.000 euros), y le siguen con 105.000 Armentia, en Vitoria, y Arrieta, en el municipio de Iruraiz-Gauna.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos