El asesino de la niña Alicia «sabe lo que hace», aseguran los forenses

Ilustración de Daniel M, durante una de las sesiones del juicio por el asesinato de la pequeña Alicia./Iñaki Cerrajería
Ilustración de Daniel M, durante una de las sesiones del juicio por el asesinato de la pequeña Alicia. / Iñaki Cerrajería

Una decena de expertos apuntan a que el acusado por el crimen de la bebé de 17 meses no sufre ninguna esquizofrenia paranoide, como dice la defensa

David González
DAVID GONZÁLEZ

Este martes ha sido el turno para los expertos médicos en el juicio del asesinato de la pequeña Alicia, que hoy afronta su sexta jornada. Y lo escuchado durante las cinco horas de sesión supone un nuevo jarro de agua fría para los intereses de Daniel M., el único acusado de matar y de intentarlo con su madre. Mientras la defensa siempre ha mantenido que actuó enajenado, víctima de una esquizofrenia paranoide nunca diagnostica, los expertos lo han negado. Tajantemente en algunos casos.

Así acaban de dictaminarlo hasta cinco peritos forenses y psiquiátricos de la Unidad Forense de Valoración Integral, acostumbrados a lidiar con este tipo de casos. Su declaración, que ha durado más de hora y media, se resume en tres frases. Daniel M. «sabe lo que hace, conoce lo que hace y quiere hacer lo que hace».

Según su criterio sí padecería lo que han denominado como «rasgos esquizofínicos». Es decir, que tendría tendencia a llamar la atención, pero han descartado tajantemente la opción de la esquizofrenia paranoide o que aquella madrugada del 25 de enero de 2016, cuando se produjeron los hechos en la calle Libertad de Vitoria, no supiera lo que hacía. «Un brote psicótico no aparece y desaparecer como el Guadiana», han terciado estos expertos.

Antes, el psiquiatra consultor de las cárceles de Dueñas y de Valladolid, donde el acusado ha pasado varios meses de este periodo de prisión preventiva, ha declarado que «no he apreciado que tenga esquizofrenia paranoide», como manifiesta la defensa del acusado de matar a la bebé de 17 meses el 25 de enero de 2016 y de intentarlo con su madre, una joven de Burgos llamada Gabriela.

Este experto médico que ha tratado al acusado desde el 2 de marzo de 2016, un mes y varios días después del crimen en la calle Libertad de Vitoria, sí ha hablado de un cuadro de ansiedad en el encausado. Pero, a su juicio, por la «cercanía del juicio, los cambios de módulos, los otros internos». Daniel M. se enfrenta a una petición de prisión permanente revisable, que supondría de 25 a 35 años entre rejas.

En sus charlas, según este médico, este profesor de saxofón y exmiembro de la banda municipal de Vitoria nada le ha comentado de que viera al «diablo» en la madre o a la «semilla del mal» en la pequeña o «el fin del mundo» como dijo en la sala principal de la Audiencia Provincial de Alava, donde se juzgan los hechos. «Sí me dijo que estuvo dos o tres veces en el psiquiatra por una ruptura sentimental ».

El acusado, Daniel M., durante una de las sesiones del juicio que se celebra en la Audiencia de Álava. /
El acusado, Daniel M., durante una de las sesiones del juicio que se celebra en la Audiencia de Álava. / / Blanca Castillo

Los fármacos que se le han administrado en prisión han sido, ha declarado, por «ansiedad» y no por «brotes psicóticos. Para la defensa, este primer testimonio carece de validez porque cuando le trató por primera vez ya no había síntomas del «brote agudo psicótico» que padeció el 25 de enero de 2016.

En este sentido, respecto al hecho de que se le pautara 'quetiapina', un medicamento antipsicótico, el psiquiatra ha explicado que este tipo de medicación no es exclusiva para tratar la esquizofrenia, sino que también es frecuente su uso como hipnótico en dosis muy bajas, como se le pautó al acusado.

Según ha reiterado, dado que no apreció un desarrollo psicótico, no le pautó una medicación para esos síntomas porque no los advirtió y solo le ha recetado medicación para problemas de sueño y, de forma «puntual» para bajar síntomas de ansiedad que ha achacado a estar dentro del centro penitenciario y al «nerviosismo» por la cercanía del juicio.

Trastorno de personalidad

A lo largo de la jornada de hoy, está previsto que una docena de expertos médicos tratarán de dictaminar la salud mental del procesado. Uno de ellos ha sido un psiquiatra del hospital Santiago, que estuvo con Daniel pocas horas después del día de los hechos. Tras ser tratado en urgencias de sus heridas en el ataque a Gabriela y Alicia, se derivó al ahora procesado al área de Psiquiatría por protocolo. La mañana del día 26, para ser exactos.

«El primer día me lo encontré sedado. Referí que sabe dónde está y quién es, pero se va quedando dormido», ha puntualizado el perito. El segundo día sí hubo avances. Mantuvieron casi dos horas de conversación. «Vi rasgos peculiares, hablaba sobre el bien y el mal. Pero no vimos una patología psiquiátrica mayor».

«Tenía un discurso fluido y coherente», ha seguido este psiquiatra. «También me dijo que no era él , que probablemente haya sido el diablo, que veía al diablo en los ojos de la niña», ha seguido este experto médico, que también le vio una vez en la cárcel de Zaballa.

Pese a esas palabras en principio sin sentido, en esas primeras entrevistas de enero de 2016, «Daniel ya comprende el alcance de los hechos. Comprende que lo que ha hecho es ilícito. De hecho, me dijo que 'Mi vida ha cambiado para siempre y también la de la madre de la niña'».

Ya entonces descartó un trastorno psicótico en ese momento, aunque Daniel alegó que «no era yo». «Pudo haber delirio y es factible un brote psicótico de horas, no lo sé», ha respondido a preguntas de la defensa. No obstante, el día 28 de enero le dio de alta debido de la Unidad de Psiquiatría al no detectar «patología mental», sin prescribirle ningún tratamiento.. Tampoco alucinaciones. Esta mañana, eso sí, ha dicho que el procesado podría sufrir un «trastorno de personalidad».

En la prisión de Zaballa, donde el encausado estuvo unas semanas antes de ser trasladado, el encausado le admitió que tenía «miedo a represalias de otros presos».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos