Ojo al lateral griego

Ojo al lateral griego
Ángel Resa
ÁNGEL RESA

Aún recuerdo las caras de funeral de gente en Vitoria ligada al vino casi desde su nacimiento por haberse criado entre cepas no hace ni año y medio. Fue al día siguiente de la helada que colgó carámbanos en las vides extensas de Rioja Alavesa y aplicó la operación aritmética reñida con la Biblia. En lugar de multiplicar, el puñetazo meteorológico dividió la cosecha de uva. Buena según los expertos, pero rácana para lo que preveían productores y bodegueros tan sólo unas fechas antes. Y ahora, otra vez el personal en la postura cinematográfica del contrapicado. Mirando a pie firme y con miedo las mudanzas del cielo tras las tormentas del lunes que rociaron abundantemente de agua tierras propias del vino que distinguen a Laguardia, Elciego y Lapuebla de Labarca. Oportuno apellido éste para vadear las trombas que malparen las nubes.

Habrá quienes musiten jaculatorias piadosas con el fin de apartar el cáliz de los desastres atmosféricos y quienes anhelen el mismo objetivo mediante paganas fórmulas verbales. Que igual valen los mismos deseos servidos en una copa o en otra. El caso es que no hayan de precipitarse a vendimiar deprisa y corriendo o antes de cuanto aconsejan la naturaleza y el calendario. Que aún falta un par de semanas, en teoría, para meter el fruto en las bodegas de las que nutrimos la mesa. Y el riesgo de un aumento brusco de la temperatura en la comarca del sur convoca una palabra que bien podría confundirse con el apellido de un lateral izquierdo de la selección helena. Hablando de Dioniso, rey griego del vino…

Al hongo ante el que los viticultores cruzan los dedos en señal de 'vade retro, Satanás' se le conoce con el nombre de Botrytis. Admitan que cabría en el 'once' del Olympiacos o como complemento interior del mejor Bourousis en su breve, y espléndida, etapa baskonista. Hay espectadores que enferman al ver malos jugadores y gentes enraizadas a las cepas que maldicen los efectos perniciosos de ese agente patógeno que pudre la uva.