La 'joya' vitoriana de Mercedes luce con más brillo

La 'joya' vitoriana de Mercedes luce con más brillo

La multinacional lanza el nuevo modelo del Clase V que se fabrica en la capital alavesa, con motores diésel más ecológicos y un atractivo diseño

Juan Carlos Berdonces
JUAN CARLOS BERDONCES

vNuevos motores diésel –que permiten reducir el consumo y también las emisiones y los ruidos–, mayor sensación de amplitud interior, renovados sistemas de seguridad... Son algunas de las características de la nueva Clase V que se fabrica en serie para todo el mundo en la planta de Mercedes Benz de Vitoria –también salen de la cadena de montaje en la factoría que la multinacional tiene en Argentina– y que se presentará de manera oficial en el salón internacional del motor de Ginebra de marzo.

Si hace cinco años el lanzamiento de este lujoso monovolumen supuso una revolución en el mercado automovilístico y un impulso para la planta vitoriana, la compañía alemana busca ahora darle una «sensación refrescante» a un modelo «que ya es de éxito», asegura. Bien lo saben en la factoría de Avenida de los Huetos, cuya producción ha crecido de manera considerable desde 2014 con la fabricación tanto del Clase V como de la furgoneta Vito, alcanzando cifras históricas.

En concreto, del monovolumen 'made in Vitoria' se han vendido alrededor de 209.000 unidades en todo el mundo, 64.000 el último año. Aunque ahora la principal industria vasca está sufriendo de lleno las consecuencias de la 'crisis del diésel' –desde otoño ha suspendido jornadas de trabajo y reducido producciones debido a la caída de las ventas– y los sindicatos incluso temen la aplicación de un expediente de regulación de empleo (ERE) si hay nuevas paradas en la actividad.

Pero el lanzamiento del nuevo Clase V «puede contribuir» a que el mercado se reactive y la cifra de pedidos se recupere. Así lo esperan en la firma alavesa y, por extensión, en el conjunto de la economía vasca, que ve con preocupación las incertidumbres generadas en torno al sector de la automoción, precisamente por el problema del diésel.

En este sentido, el nuevo modelo introduce motores más ecológicos de cuatro cilindros –hasta 239 caballos de potencia– «que homologan un consumo medio de entre 6,3 y 5,9 litros cada cien kilómetros, muy bajo para coches de su tamaño», según los expertos. El ahorro de combustible con respecto a la primera versión del Clase V es del 13%, según el grupo Daimler del que depende Mercedes.

En el mercado en primavera

A partir de marzo se podrá encargar este vehículo que ya se está ensamblando en las líneas de montaje y pintura de la factoría vitoriana. Aunque al mercado español tardará más en llegar y será en mayo cuando estará a la venta. El precio que tiene el Clase V en el mercado alemán –donde arranca su comercialización– es de 36.990 euros.

Un salpicadero más moderno y dinámico gracias a la incorporación de nuevos aireadores, un nuevo y llamativo diseño frontal –los faros LED llaman la atención–, asientos «de lujo» con una mesilla desplegable en la parte trasera son otras características de este vehículo que busca la máxima seguridad.

Así, el nuevo asistente activo de frenada puede detectar el riesgo de una colisión con un vehículo que circula por delante e inicialmente da una advertencia visual y acústica. Si el conductor reacciona, el 'asistente' aumenta la presión del freno para adaptarse a la nueva situación; si quien va al volante no reacciona, el sistema inicia el frena autónomo.

La apuesta por el vehículo eléctrico ya es una prioridad para todos los fabricantes. También Mercedes, que en su planta de Vitoria, por ejemplo, fabrica la Vito E-Cell propulsada por baterías. El objetivo de la multinacional es ofrecer también un monovolumen completamente eléctrico para avanzar en su conquista del mercado 'premium'.

Las claves

209.000
unidades del monovolumen Clase V se han vendido en todo el mundo desde su lanzamiento en 2014 en Vitoria.
36.990
euros es el precio que tiene el nuevo vehículo en Alemania.
El principal cambio
Incorpora motores diésel que permitirán reducir el consumo, las emisiones y los ruidos
El objetivo
Mercedes busca dar «una sensación refrescante» a un modelo «exitoso»