Inma, embajadora de la 'marca España' y Eduardo, en el Roland Garros con Rafa Nadal

Inma Shara y Eduardo Anitua en el convento del jardín botánico./Igor Aizpuru
Inma Shara y Eduardo Anitua en el convento del jardín botánico. / Igor Aizpuru

«Me siento absolutamente privilegiada por ser transmisora de nuestra música», apunta la directora de orquesta

Ángel Resa
ÁNGEL RESA

- Inma es embajadora honoraria de la 'marca España'. ¿Qué significa para usted ese nombramiento?

- Inma. Todo un orgullo porque supone un reconocimiento a la música clásica, un reconocimiento a todo lo mágico que tiene este país, que es España. Y me siento absolutamente privilegiada por ser transmisora de nuestra música que tiene una identidad muy propia, una identidad singular, irrepetible, inigualable. Con historia y con acordes propios. Para mí es un verdadero orgullo ser embajadora honoraria de la 'marca España'.

- ¿Y qué otros aspectos abarca, al margen de la música que es su ámbito y la pasión de su vida?

- Inma. Lo que se pone en valor al ser embajadora de la 'marca España' no solamente es la profesionalidad en el ámbito en el que trabajas, sino también cómo has guiado tu vida en todos los sentidos. Desde los valores, desde la transparencia y desde el compromiso con la sociedad. En lenguaje musical es como poner en valor todos esos acordes.

- Colabora con la Fundación Reina Sofía poniendo su batuta al servicio de causas benéficas en muchos sitios.

- Inma. Sí, con la Fundación Reina Sofía sobre todo en la lucha contra el alzheimer. Y también he dirigido conciertos en apoyo a organizaciones sin ánimo de lucro que luchan contra el hambre y contra el cáncer, de apoyo a la infancia y a víctimas del terrorismo, entre otras cuestiones.

Undécimo

- ¿Cuántos Roland Garros le deben las rodillas de Rafa Nadal a sus revolucionarias investigaciones científicas y las de su discípulo Mikel Sánchez?

- Eduardo. A mí nadie me debe nada. Todo lo contrario. Yo he tenido el privilegio de estar este último Roland Garros con Rafa, con toda su familia, con ese gran grupo. Y sentir que detrás del éxito de una persona hay un equipo y unos valores. Fue el undécimo Roland Garros de la familia Nadal. Rafa, como Inma, dirige. Pero detrás hay mucho esfuerzo, toda una estructura emocional y deportiva que se ha ido construyendo para poder llegar ahí. Tanto para Mikel (Sánchez), como para mí y todo su equipo médico, gozar de su confianza y de su amistad es un privilegio.

- ¿Es tan buen yerno ideal como parece para cualquier suegra?

- Eduardo. Rafa es buena gente. Y para mí lo más interesante es que está sabiendo transmitir valores. Hace poco tuve la oportunidad de ver en directo a Rafa perder la semifinal de Wimbledon. Es importante en esta vida saber ganar. Pero creo que para muchos, y desde luego es mi caso, su saber pasar por esta vida con humildad y dando ejemplo es fantástico. Me siento muy agradecido por compartir esos momentos con él y su familia. Rafa Nadal sabe ganar, sabe perder y sabe compartir sus éxitos con todo su entorno.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos