Álava recupera su plan para rebajar el IRPF e incrementar las deducciones

Ciudadanos presentando la declaración de la Renta en Vitoria./J. A.
Ciudadanos presentando la declaración de la Renta en Vitoria. / J. A.

La medida, congelada hasta 'tumbar' el paquete de ayudas a pensionistas y padres que impulsó la oposición, se aplicará con carácter retroactivo

Ander Carazo
ANDER CARAZO

La Hacienda alavesa vuelve a poner sobre la mesa su proyecto de rebaja del IRPF -lo que técnicamente se conoce como deflactación- y actualizar las deducciones personales y familiares. Medidas que entrarán en vigor con efecto retroactivo con fecha 1 de enero de 2019 y serán aplicadas en la próxima declaración de la Renta, ya que cuentan con el respaldo de la mayoría absoluta que suman PNV y PSE en las Juntas Generales. El Gobierno foral retiró estas mismas medidas a principios de año, en cuanto la oposición le forzó a adoptar el 'cheque bebé' y las ayudas a pensionistas. Estas últimas serán derogadas en próximas fechas sin que hayan llegado a aplicarse, como informó ayer EL CORREO, por lo que el fisco volverá a cuadrar sus cuentas.

«La deflactación consiste en modificar la tarifa a fin de adecuarla al incremento de la inflación. De no hacerlo, el contribuyente incrementaría sus ingresos (a un trabajador por cuenta ajena le habrán subido el sueldo) y si la tarifa no se modifica al tener más ingresos pagaría más. La deflactación trata de ajustar la tarifa del impuesto para que el contribuyente no tribute más», explican técnicos forales. La idea del departamento que dirige Itziar Gonzalo (PNV) es actualizarlo en un 1,5% en los próximos meses.

La Diputación también plantea 'beneficios' para fomentar el mecenazgo de I+D+i y el cooperativismo

Incrementos que afectarán -entre otras- a las deducciones por hijos, ascendientes al cargo, discapacidad, dependencia, edad y tributación conjunta. Por ejemplo, se pasará de 594 a 603 euros por el primer hijo, de 735 a 747 por el segundo y de 1.242 a 1.261 por el tercero. En total, se estima que estas medidas supongan un gasto de 7,5 millones para las arcas forales, según los cálculos que maneja el Gabinete de Ramiro González. Además, de esta manera se pretenden coordinar las cuantías con Bizkaia y Gipuzkoa.

Itziar Gonzalo, acompañada por el jefe del Servicio de Normativa Tributaria, Javier Armentia, detalló en la Cámara de Comercio de Álava otros 'beneficios' fiscales para quienes fomenten el mecenazgo de proyectos de I+D+i (investigación, desarrollo e innovación) y el cooperativismo en las empresas del territorio. «Se crean nuevos incentivos que buscan potenciar la participación de los trabajadores en la empresa en la que prestan sus servicios y, por otra parte, favorecer la constitución de sociedades por la propia plantilla», apuntó la diputada.

A la espera de que la próxima semana detalle en las Juntas cuáles serán los retos y objetivos de su nuevo puesto, Gonzalo recalcó que se afrontarán las reformas «que sean precisas, procurando la máxima coordinación con Bizkaia y Gipuzkoa, para conseguir un sistema tributario más equitativo y justo».