El Portugalete gana al Don Benito y espera a un 'grande' en la Copa

J. M. ALONSO| PORTUGALETE
Los jugadores celebran uno de los goles. / PEDRO URRESTI/
Los jugadores celebran uno de los goles. / PEDRO URRESTI

El campo de La Florida estalló en una explosión de júbilo pocos minutos antes de las diez de la noche. El Portugalete hizo ayer historia al pasar a la cuarta ronda de la Copa del Rey. Eliminó al Don Benito extremeño y espera ya a que el bombo le enfrente contra uno de los equipos de Primera División que disputan competiciones europeas. Entre los aficionados no hay discusión sobre el rival preferido, Barcelona y Real Madrid son sus preferidos.

El conjunto jarrillero abría ayer una página más en su historia en un partido que supo leer desde el primer minuto. Tuvo momentos de nervios, de dudas, pero pudo más el corazón y la fuerza de los hombres de Bermúdez que la técnica de los visitantes. El factor campo también fue determinante y la meteorología, un aliado más que puso el terreno de juego rápido, como les gusta a los gualdinegros.

El Portugalete buscó pronto la portería visitante, aunque sin claridad, mientras que el Don Benito aprovechaba la incertidumbre inicial para disparar sobre la portería de un acertado Borja. Se cumplía la primera hora de juego cuando Mario sorprendió al sacar rápidamente una falta sobre Gorroño, que salvó la salida del portero y centró a portería para que Arzubiaga hiciera saltar de júbilo a la nutrida parroquia portugaluja.

A los doce minutos de la reanudación, una jugada al contragolpe de Mario la culminó Gorroño con un lanzamiento cruzado que se coló por la escuadra de la portería de Flavio. La gesta se había logrado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos