Romper con los estereotipos en la enseñanza

«La mejor forma de predecir el futuro es crearlo«, apunta Ainhoa Gómez Beltrán./
«La mejor forma de predecir el futuro es crearlo«, apunta Ainhoa Gómez Beltrán.

Desde el ámbito de la educación y la ciencia se ve indispensable trabajar desde la base y la divulgación para que las jóvenes se animen a recibir una formación ligada a los campos científicos y tecnológicos

NURIA NUÑOVitoria

El tramo final de la segunda jornada de Women in Progress. Mujer, empleo y tecnología ha estado protagonizada este miércoles por Ainhoa Gómez Beltrán, especialista en Linkedin y redes sociales y fundadora de Linkedin Branding, que ha impartido una conferencia centrada en la llamada marca personal. También ha intervenido Carolina Denia, cofundadora del blog de estilo de vida digital Clipset, que ha sido la elegida para cerrar el congreso.

Entre ambas charlas, dos alumnas de la ikastola Olabide y de Egibide, Itxaso Vitoria y Maialen Zarrabeitia, han tenido la oportunidad de dialogar e intercambiar impresiones con Amanda Sierra, directora del laboratorio de biología celular Glial en el Achucarro Basque Center for Neuroscience y profesora de Investigación de la Fundación Ikerbasque; Ainhoa Corcuera, profesora de Automatización y Robótica en Egibide; y Carlos Etxeberria, del instituto de Formación Profesional Mendizabala.

La mesa redonda ha versado sobre Los ciudadanos del futuro y la educación STEM, esto es, la enseñanza de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (en sus siglas en ingles). Ámbitos estrechamente vinculados a las profesiones tecnológicas en los que aún existe una notable brecha de género en Euskadi. De hecho, según datos recientes, menos del 20% del alumnado que atiende esos estudios es mujer, un porcentaje que se reduce aún más en los ciclos de Formación Profesional. Y eso pese a que, cada vez más, las diferentes disciplinas tecnológicas se han convertido en una fuente de innovación y trabajo que exige cualificación tecnológica. De ahí radica la necesidad de incentivar, inspirar e introducir a las jóvenes en estas áreas.

Para ello, todos los participantes, así como los asistentes que se han animado a intervenir, han puesto de relieve la importancia de «romper con los estereotipos» que, desde edades tempranas, se vinculan a la enseñanza. Arquetipos que, con demasiada frecuencia, llevan a pensar que las niñas crean que son peores que los chicos en matemáticas o que muchas jóvenes tengan la impresión de que las carreras científicas estén más asociadas al género masculino. «En vuestra mano está cambiarlo. Sois la generación que puede hacerlo», ha subrayado Amanda Sierra.

El papel de las familias y los educadores

A este respecto, los participantes han puesto de manifiesto el papel que juegan no sólo los educadores, sino también las familias a la hora de que sus hijos, ya sean chicos o chicas, se decanten por unos estudios u otros. «Hay que orientarles y también debe haber comprensión desde el ámbito familiar», ha apostillado Ainhoa Corcuera. No en vano, con frecuencia son los propios progenitores quienes, debido a una visión quizá errónea, desaniman y frustran las vocaciones de sus hijos al juzgar que determinados estudios no son 'adecuados' para hombres o mujeres, según el caso. «Es un camino que debemos hacer todos juntos». En esa misma línea, se ha expresado Carlos Etxeberria, profesor de Fabricación Mecánica en el CIFP Mendizabala, uno de los referentes en la Formación Profesional en Álava. Éste ha lamentado la «escasa presencia« de mujeres en los ciclos formativos. «En dieciséis años como docente he tenido muy pocas alumnas, apenas doce, pero todas ellas han sido un referente muy positivo», ha sostenido.

De ahí la importancia de que, en especial, las jóvenes se puedan reflejar en «patrones femeninos» y sentirse inspiradas por historias de liderazgo femenino, como las que han brindado este miércoles las participantes en esta nueva edición de Women in Progress.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos