Este contenido es exclusivo para suscriptores

Vive informado todo el año y que nadie te lo cuente. Tu suscripción anual por solo 49.95€

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidosNueva app exclusiva sin publicidadInteractúa con los periodistasNuevas newsletters de autorOfertas y eventos exclusivos
Tiempo de historias

La vida en un bacaladero

Trabajando en la cubierta del 'Monte Jaizkibel' en febrero de 1961. En los barcos pequeños las capturas se procesaban junto a la borda. A veces las olas se llevaban a algunos pescadores./Manuel Lago / Colección J. M Álvarez
Trabajando en la cubierta del 'Monte Jaizkibel' en febrero de 1961. En los barcos pequeños las capturas se procesaban junto a la borda. A veces las olas se llevaban a algunos pescadores. / Manuel Lago / Colección J. M Álvarez

El libro 'Los vascos y la pesca del bacalao' recupera decenas de imágenes inéditas de la edad dorada de la pesquería

BORJA OLAIZOLA

No hace falta mucha imaginación para hacerse una idea de las condiciones en las que se desenvolvían las tripulaciones de los bacaladeros de Pasaia que trabajaron en Terranova durante buena parte del siglo pasado. Tempestades constantes, temperaturas de hasta 40 bajo cero, trabajo a destajo, hacinamiento en camarotes, racionamiento del agua para la higiene personal, inexistencia de medidas de seguridad, equipamiento precario, ausencia de asistencia sanitaria (el papel de médico lo cubrían los capitanes)... Cualquier sindicalista de nuestros días se echaría las manos a la cabeza al escuchar el relato de una marea a bordo de uno de aquellos bacaladeros. Un vistazo a las fotografías del libro 'Los vascos y la pesca del bacalao', que acaba de ser editado por la empresa Biscay Seafood, proporciona una idea bastante aproximada de las condiciones de trabajo extremas que soportaron los tripulantes de aquellos pesqueros.

 

Fotos