Facebook se defiende mejor de las noticias falsas que Twitter

La difusión de informaciones erróneas preocupa a las redes sociales /Web
La difusión de informaciones erróneas preocupa a las redes sociales / Web

Un estudio demuestra que hasta 2016 fue subiendo el número de fake news en ambas redes sociales

SARA BORONDO

Las falsas noticias, o fake news, la difusión de informaciones erróneas con la intención de crear una opinión determinada en los ciudadanos, son el equivalente en las redes sociales a la desinformación en los medios de comunicación tradicionales, y uno de los puntos de batalla de las empresas tecnológicas centradas en estas redes sociales. Según el estudio «Tendencias en la difusión de desinformación en redes sociales» realizado por las universidades de Stanford y de Nueva York, las interacciones con historias falsas se han reducido en Facebook los dos últimos años, mientras que en Twitter siguen en incremento.

El estudio ha encontrado que las interacciones con los sitios que publican noticias falsas crecieron en ambas redes sociales desde principios de 2015 y hasta finales de 2016 (cuando se celebraron las elecciones presidenciales estadounidenses), pero a partir de esa fecha cayeron bruscamente en Facebook de 200 millones de interacciones mensuales a 70, mientras que han seguido subiendo en Twitter. En los sitios habituales de noticias estas interacciones han mantenido tendencias similares en las dos plataformas antes y después de las elecciones en las que resultó elegido presidente de EE.UU. Donald Trump.

Una de las medidas que parece ser ha resultado útil para reducir la propagación de las noticias falsas en las redes sociales son los cambios introducidos en News Feed de Facebook. En enero de este año la red social creada por Mark Zuckerberg decidió dar preferencia al contenido de familiares y amigos en detrimento de vídeos virales y noticias publicadas por medios de comunicación y empresas.

También ha revelado el estudio que los creadores de noticias falsas a menudo cambian el nombre de dominio de sus páginas para evitar que los detecten y confundir aún más a los ciudadanos.