STARTINNOVA

Empresas del futuro con marcado carácter social

Alumnos del IES Francisco de Vitoria posan en el patio del centro. /JAVI MARTÍN
Alumnos del IES Francisco de Vitoria posan en el patio del centro. / JAVI MARTÍN

Siete colegios alaveses participan en la quinta edición de STARTInnova, la cita con el emprendimiento de EL CORREO

Judith Romero
JUDITH ROMERO

Acaban de decidir el rumbo profesional que tomarán en sus vidas y aún no han abandonado las aulas, pero cerca de 200 alumnos alaveses ya demuestran un gran espíritu emprendedor en la quinta edición de la iniciativa STARTInnova organizada por EL CORREO. Estos chicos y chicas pondrán a prueba su ingenio en grupo para crear empresas útiles y rentables hasta el próximo mes de febrero. En el instituto de educación secundaria Francisco de Vitoria y en el colegio Presentación de María, dos de los siete centros alaveses participantes en el concurso, lo harán además sin olvidarse de los niños y los colectivos más vulnerables.

Los alumnos de Miriam Martín, profesora de empresa en el módulo de Formación y Orientación Laboral (Fol) en el IES Francisco de Vitoria, han tenido muy presentes sus estudios en Integración social a la hora de pensar en soluciones que mejoren la vida de las personas que viven a su alrededor.

«Están buscando la forma de incorporar un paraguas a una mochila para la gente que no puede utilizarlo con las manos, creando talleres de danza para personas con problemas de movilidad y centros de ocio adaptados a personas con discapacidad», detalla su tutora, consciente de que, si sus alumnos desean ofrecer estos servicios de forma gratuita, deberán buscar otras vías como solicitar subvenciones a la Diputación o al Gobierno vasco. «También estamos trabajando en proyectos como 'foodtrucks' o camiones restaurantes, pero los chicos deben entender que hay muchos tipos de empresa», señala.

Estudiantes de bachiller del colegio Presentación de María.
Estudiantes de bachiller del colegio Presentación de María.

Este concurso de ideas de negocio busca que los jóvenes muestren su innovación a la hora de idear o mejorar productos y servicios, pero también premia su capacidad de ser realistas a la hora de comercializarlos y gestionarlos con criterios de viabilidad. Imaginar una empresa puede resultar sencillo a priori, pero planificar su desarrollo y posicionarla en un mercado plagado de competencia puede resultar más complicado.

Y su primer potencial inversor será el jurado de expertos que evaluará todas sus ideas para seleccionar un total de diez finalistas entre los participantes vizcaínos y alaveses. Cualquier edad es buena para cultivar un espíritu emprendedor, por lo que la mitad de estos grupos los conformarán alumnos menores de 18 años y el resto corresponderá a mayores de edad.

En el colegio Presentación de María la innovación gira entorno a cómo ofrecer nuevas formas de atención a los más pequeños de la casa. Hasta 16 alumnos del grado superior de Educación Infantil trabajan en crear nuevos centros con la ayuda de Ana Ruiz de Gauna, su profesora de empresa.

Aiala Vázquez y sus compañeras Sara García, Miriam de la Fuente y Anandi Mainer diseñan una ludoteca que, además de atender a los niños durante las vacaciones y los fines de semana, permita a sus familiares participar en las actividades en fiestas estacionales y merendolas. «Nunca me había planteado trabajar fuera de una aula y, aunque hacer algo distinto y viable es complicado, también resulta divertido», valora Aiala, una de estas veinteañeras.

Enfoque tecnológico

STARTInnova viene cargado de premios que harán las delicias de estos 'millennials'. Su esfuerzo se verá recompensado con ipads, tablets y portátiles que les resultarán de lo más útiles en sus futuros proyectos. A estas alturas del concurso los estudiantes trabajan con el 'modelo Canvas', sistema para crear líneas de negocio desarrollado por el divulgador suizo Alexander Osterwalder.

Los jóvenes están aprendiendo a identificar su público objetivo y familiarizándose con conceptos empresariales como los flujos de ingresos, las estructuras de costes o los canales de distribución y comunicación.

Jaime de la Cal es el mentor de los alumnos de Corazonistas.
Jaime de la Cal es el mentor de los alumnos de Corazonistas.

El equipo de estudiantes de bachiller de Corazonistas ha optado por posibilidades más tecnológicas. Sus cinco integrantes barajan crear una aplicación para desplazarse por los menús de teléfonos móviles mediante la mirada, una que permita a los bares anunciar su menú en tiempo real o crear una web con consejos para quienes quieran estudiar en Estados Unidos.

Como el resto de colegios alaveses integrados en STARTInnova, en Corazonistas cuentan con el apoyo y los consejos de Jaime de la Cal, responsable de proyectos de la Fundación Michelin. «Estamos encantados de contribuir a este proyecto por quinto año consecutivo, los jóvenes deben hacer suyo el espíritu emprendedor y tener presente que iniciativas como la de Michelin también pueden ayudarles a poner en marcha su primera empresa», anima el mentor de los empresarios del futuro.

 

Fotos

Vídeos